Califica esta película
Califica esta película
Tu calificación es
Modificá tu calificación
 

Sinopsis

Coco avant Chanel se centra en los años de aprendizaje de la gran diseñadora de moda y demuestra como una joven de una familia muy modesta, autodidáctica pero dotada de una personalidad excepcional, llega a ser un símbolo de éxito y libertad, creando la imagen de la mujer moderna después de haberlo sido ella misma.

Ficha técnica

Género Biográfico, Drama
Título Original Coco Avant Chanel
Director Anne Fontaine
Protagonistas Audrey Tautou, Alessandro Nivola, Emmanuelle Devos, Marie Gillain, Benoît Poelvoorde
Año de producción 2009
Duración 105 minutos.
Guionista Camille Fontaine, Anne Wiazemsky (Book: Edmonde Charles-Roux), Christopher Hampton, Anne Fontaine
País Francia
Calificación de la comunidad
(Basada en 367 personas)
Calificación de la prensa
(Basada en 6 críticos)
Última modificación jev233 (Hace 4 anos)

Trailer

Críticas de la prensa

Reforma - R. Aviña (México)

Coco antes de Chanel (Francia, 2009) de Anne Fontaine, pretende centrar su atención en la historia previa y menos glamourosa de la trascendental diseñadora de modas Gabrielle “Coco” Chanel (1883-1971), quien marcara un hito en el arte de la vestimenta entre finales de los años 20 y la década de los 30, y de nuevo a mediados de los 50. La di ... Leer más Coco antes de Chanel (Francia, 2009) de Anne Fontaine, pretende centrar su atención en la historia previa y menos glamourosa de la trascendental diseñadora de modas Gabrielle “Coco” Chanel (1883-1971), quien marcara un hito en el arte de la vestimenta entre finales de los años 20 y la década de los 30, y de nuevo a mediados de los 50. La diseñadora fue una mujer de personalidad atípica que impuso la sobriedad como estilo y que se rodeó de intelectuales como Igor Stravinsky o Jean Cocteau, y que diseñó atuendos para figuras como Gloria Swanson y Katherine Hepburn, entre otras. Lo curioso es que el filme de Fontaine intenta más rendir tributo a la época de penurias y aprendizaje de Coco, y lo hace a través de un relato de enormes valores de producción que termina por ceñirla en una biografía típica, un cine más académico que revolucionario, lo que contrasta con la personalidad misma de la protagonista. Y es que Coco, fue en contra de los excesos de la moda de su época. Con su discreta belleza, su personalidad andrógina, su corte de pelo masculino, atacó los recargados atuendos femeninos, eliminó tacones, quitó las plumas y flores de los sombreros, dejó atrás los apretados corsés que no dejaban respirar a las mujeres y lo cambió por ropa cómoda y sencilla. A diferencia de otras biopics, incluyendo el telefilme Coco Chanel (Christian Duguay, 2008), la obra de Fontaine captura momentos clave previos a su despegue: esa primera secuencia, bellísima y triste, cuando la pequeña Gabrielle es abandonada con su hermana en un orfelinato, en sus intentos por convertirse en cantante y actriz. Pero también su habilidad para introducirse en el universo de burgueses ociosos como Étienne Balsan (Poelvoorde, notable), o el playboy Arthur 'Boy' Capel (Nivola), del que Coco se enamoró realmente, lo que le dio oportunidad de observar las costumbres y las frustraciones de hombres y mujeres, que ella convirtió en ilusiones. No hay duda que Audrey Tautou, la estrella de la exitosa Amelie (Jean-Pierre Jeunet, 2001), consigue un acertado y eficaz 'tour de force' interpretando a una mujer adelantada a su momento que sólo ansió ser amada, una figura importante del siglo 20 que con hilo, aguja y tijeras, logró confeccionar fantasías que aún hoy perduran.

Por Rafael Aviña

3.00
Buena

La Nación - N. Trzenko (Argentina)

Había una vez una nena llamada Gabrielle, que en 1893 fue abandonada en un orfanato. Librada a su ingenio y tenacidad en la primera juventud y profundamente amargada el resto de su vida, se convirtió en Coco Chanel, sinónimo de elegancia y distinción alrededor del mundo. Ese trayecto de la pobre e ignorada nena a la reina de la moda es el que c ... Leer más Había una vez una nena llamada Gabrielle, que en 1893 fue abandonada en un orfanato. Librada a su ingenio y tenacidad en la primera juventud y profundamente amargada el resto de su vida, se convirtió en Coco Chanel, sinónimo de elegancia y distinción alrededor del mundo. Ese trayecto de la pobre e ignorada nena a la reina de la moda es el que cuenta Coco antes de Chanel , la película de la directora francesa Anne Fontaine ( Cómo maté a mi padre ).

Encarnada por Audrey Tautou, a años luz de su afectada interpretación en Amelié y en brillante despliegue histriónico , aquí la creadora de la casa de moda parisina por excelencia es una joven hastiada de la vida a la que la condena su doble condición de mujer y pobre. En un mundo dónde sus opciones son ser cortesana o esposa, y el matrimonio ni siquiera parece alcanzable para la mediocre cantante de cabaret, Coco vive enojada. Una mujer del siglo 20 constreñida por las costumbres decimonónicas como esos corsets que las mujeres se empeñan en usar y ella se empeña en cortar.

Tan complicado como resumir la vida de una persona real en una película es mostrar, sin subrayados ni exageraciones, el momento de la creación y la aparición del talento. Este film consigue ese objetivo aunque, por no acumular obviedades sentimentaloides, termina siendo algo fría. Lo mismo que Coco, ingeniosa y conocedora del mundo y la gente que la rodean. Pero su autosuficiencia-más ilusoria que real, en muchas escenas se traduce en un estatismo que casi hace desear que reaccione, agarre la aguja y empiece a coser. Y que llegue a París para poner en práctica las ideas que tomó de los hábitos de las monjas que la criaron, de los atuendos de sus amantes y hasta de los trajes típicos de los marineros.

Pero no. Buena parte del film de Fontaine transcurre a pocos kilómetros de la capital francesa, en el castillo de su amante millonario, Etienne Balsan (Benoît Poelvoorde), una bella propiedad dónde Coco languidece hasta que llega Arthur "Boy" Capel, el gran amor de su vida y quién la impulsará a hacer de su afición por el diseño de sombreros el trabajo que le dará la independencia con la que siempre soñó. Para ser Coco Chanel, un antes y un después en la cultura global.

Natalia Trzenko

3.00
Buena

Página 12 - L. Monteagudo (Argentina)

Hay una modesta audacia en Coco antes de Chanel y está anunciada desde su mismo título. Mucho más que famosa diseñadora de modas, Chanel (1883-1971) llegó a ser durante buena parte del siglo XX una figura de una influencia cultural capaz de alcanzar las esferas del arte y la política. Como tal, se relacionó, de una u otra manera, con Pablo P ... Leer más Hay una modesta audacia en Coco antes de Chanel y está anunciada desde su mismo título. Mucho más que famosa diseñadora de modas, Chanel (1883-1971) llegó a ser durante buena parte del siglo XX una figura de una influencia cultural capaz de alcanzar las esferas del arte y la política. Como tal, se relacionó, de una u otra manera, con Pablo Picasso e Igor Stravinsky, con Jean Cocteau y Antonin Artaud, con Serguei Diaghilev y Jacqueline Onassis, con Victoria Ocampo y Eva Perón. Toda esta galería de nombres propios –que parece haber tentado a otros proyectos ya terminados o en proceso de posproducción, que también se ocupan de lo que a esta altura puede considerarse “el fenómeno Chanel”– está felizmente ausente del film escrito y dirigido por Anne Fontaine, una directora que siempre ha hecho de la sobriedad su marca de fábrica, incluso en Nathalie X (2003), su último film estrenado en Argentina, la historia de un oscuro ménage à trois que contaba con protagónicos de Gérard Depardieu, Fanny Ardant y Emmanuelle Béart.

Ahora con otra estrella del cine francés al frente de la marquesina –Audrey Amélie Tautou– Fontaine se ocupa de los años de formación de Chanel, de aquello que Flaubert hubiera denominado su “educación sentimental”. Abandonada por su padre a los diez años en el orfanato de Auvergene, donde aprendió los rudimentos de la costura, Gabrielle encontró su nuevo nombre en un cabaret de provincias, donde entonaba sin demasiada gracia melodías picarescas, como “Qui qu’a vu Coco sur le Trocadero?”, fatigado leitmotiv musical de la película. De allí la rescata Etienne Balsan (Benoît Poelvoorde, una revelación), un acaudalado bon vivant cuyo cinismo no alcanza a esconder cierta nobleza de espíritu. En Balsan, Coco encuentra algo más que un amante ocasional o un “protector”, decidido a albergarla en su castillo y eventualmente a darle alas para que ella inicie su carrera como modista: con él, esa muchacha de ojos tristes pero decididos se forma una idea de cómo funciona el mundo en el que le toca vivir y qué es lo que puede extraer de allí.

Se diría que lo mejor de la película de Fontaine está en esta relación pragmática, que no tiene nada de romántica, donde cada uno parece sacar del otro apenas lo que necesita, mientras viven el presente como si no hubiera o no importara el futuro. Mujeriego impenitente, dilapidador de la fortuna familiar y amante de los caballos de carreras, Balsan se resiste a reconocer que Coco no es una más de las cortesanas que suele frecuentar (y entre quienes brilla Emilienne D’Alençon, magníficamente interpretada por Emmanuelle Devos). Sin embargo, poco a poco ella se instala dentro de Balsan con la misma determinación con que hace de su castillo su hogar y su primer laboratorio de la moda. Con una calidez y una simpatía que no excluyen de-sagradables matices de superioridad de clase, Benoît Poelvoorde encarna a Balsan con una rara espontaneidad, como si uno estuviera en verdad frente al personaje sin tener que pasar por el tamiz del actor.

Exactamente lo contrario sucede con Arthur “Boy” Capel, un galán inglés quien según la película habría sido el único amor en la vida de Coco, antes y después de Chanel. En esta zona, la película se vuelve tan convencional y estereotipada como la actuación del italiano Alessandro Nivola, quien parece poco más que un maniquí. La inspiración artística de Coco también sufre en este tramo de una literalidad extrema. Si la tendencia de Chanel a la ropa cómoda y ligera, a la manera masculina (lo que hace de su apariencia andrógina una suerte de feminismo avant la lettre) había surgido como una sutil rebeldía frente a los moños, corsés y tocados de la época, aquí en cambio basta un viaje al mar en compañía de Boy para que Coco vea a unos pescadores y al plano siguiente –como una didáctica relación de causa-efecto– ya lleve puesta una amplia remera marinera blanca con rayas azules.

El resultado final del film de Fontaine es desigual. Por un lado evita no sólo la burda galería de retratos de tantas biopics, sino también el típico martirologio a la manera de La vie en rose, que hacía de Edith Piaf el obvio ejemplo del artista torturado. En esta sobria funcionalidad, se diría que la directora quiere mimetizarse con el estilo Chanel, quien siempre prefería la línea recta y el despojamiento. Lo que le falta a Coco antes de Chanel es, en todo caso, la elegancia innata del personaje, una ausencia que quizás haya que atribuir también a Audrey Tautou, que quizás nunca pueda dejar de ser, como una condena, la prosaica Amélie.

Por Luciano Monteagudo

3.00
Buena

Cines Argentinos - Chandler (Argentina)

Audrey Tautou es una actriz fantástica, y si un director la llama para un papel así, seguramente es la primer opción y sin ella no es posible hacer la película.
Esta película trata de contar la vida sufrida de una persona “normal”. No son grandes hechos los que golpean a “Coco”, no hay muchas cosas relevantes y menos que menos datos q ... Leer más Audrey Tautou es una actriz fantástica, y si un director la llama para un papel así, seguramente es la primer opción y sin ella no es posible hacer la película.
Esta película trata de contar la vida sufrida de una persona “normal”. No son grandes hechos los que golpean a “Coco”, no hay muchas cosas relevantes y menos que menos datos que el 99,9% de los espectadores conozcan. Así y todo genera interés y eso es un gran punto a favor del relato inicial.
Las historias verdaderas o biografías, tienen que tener el arte de mostrar cosas que el público ya conoce, para saber a donde quiere llegar. En este aspecto es gracioso como Coco ve distintas cosas y uno ve como ya inventa algo… ejemplo, unos marineritos en la playa y se manda las remeritas clásicas blancas con rayas azules, o le pega un tijeretazo a unas corbatas y tenemos otra tendencia. Esto mientras no era “nadie”.
La recreación es muy buena, la creación del entorno también.
Lo que no me satisfizo de la película fueron los tiempos de narración finales, que no van acordes a todo lo mostrado. Uno ve toda la vida previa de la diseñadora, llega un hecho fuerte en su vida y luego la vemos comandando un desfile. Siendo que estas últimas dos cosas pasan en los últimos 15 minutos.
Sabemos que terminó siendo una figura super importante de la moda, pero el director muestra de golpe y de repente “la conclusión”. Por ese lado me descolocó, porque le quitó fuerza y razón a mostrar una biografía.
Los seguidores de Audrey tienen una razón más para verla en la gran pantalla. Simplemente, creo que le faltó un poco más de fuerza a toda la película.

2.00
Regular

La factoría - Rafael Caro (Chile)

Los biopic son gran problema siempre a la hora de ser llevados a la gran pantalla. La historia tras el personaje a retratar ha de ser siempre de alguna forma interesante o, claro, despreciable, para convertirse en una historia que se pase al cine con suficientes razones para entretener, atraer. La vida de la diseñadora Coco Chanel no es una excepc ... Leer más Los biopic son gran problema siempre a la hora de ser llevados a la gran pantalla. La historia tras el personaje a retratar ha de ser siempre de alguna forma interesante o, claro, despreciable, para convertirse en una historia que se pase al cine con suficientes razones para entretener, atraer. La vida de la diseñadora Coco Chanel no es una excepción en este caso, con una carrera sobresaliente en la moda su vida en la industria debe ser de lo mas llamativo para ver en el cine, sin embargo ‘Coco Antes de Chanel’ no tiene nada que ver con esto. Es una historia de todo lo que sucede antes de que ella se convierta en la exitosa mujer que fue después, volviéndose un elemento narrativo donde realmente nada ocurre. Bien, pasaran muchas cosas, pero significativamente la dirección de Anne Fontaine no quiere que veamos el aspecto interesante de todo. Va generalmente con muy poca intención.

Hay elementos increíbles en la vida de Gabrielle ‘Coco’ Chanel, sobre todo a la hora de convertirse en un personaje que no tenia ninguna importancia, ni herencia familiar en la moda, hasta ser un icono de la industria mundial, que no se ven reflejados en ningún aspecto de la historia vista en la pantalla grande. Y no es que la cinta sea mala ni nada, pero me he quedado con las ganas de ver algo con mas potencia, mas interés en alguien que sin duda tiene mucho mas que mostrar. Habrá entonces que agregar un apartado de fanatismo hacia el personaje para completar el cuadro, y es ahí donde comienza todo a funcionar.

Las historia es sobre la raíces modestas de Gabrielle Chanel, una mujer que se ganó el sobrenombre de “Coco” gracias a una canción que cantaba junto a su hermana en un bar para soldados. En ese lugar, donde también oficiaba de camarera, ella trataba de salir adelante en una complicada carrera como cantante o actriz, solo con el sustento que le entregaba el trabajar de día como costurera. Cuando estos sueños comenzaron a deshacerse, ella decidió buscar la mejor opción para salir adelante, y viajó para reunirse con Balsan (Benoit Poelvoorde), un millonario que estaba mas que satisfecho con darle un techo, comida y estatus a cambio de su atractivo, pero enigmático temperamento. Pero Coco nunca dejó de lado sus convicciones, e hizo lo posible por no sucumbir a enamorarse de Balsan, y solo vivió de su dinero, criticando el vestuario y personalidades de sus amigos, con una fuerte y personal idea sobre la moda y la comodidad femenina. De a poco comenzó a diseñar pequeños sombreros para la alta sociedad, y vestidos sin el incomodo corset.

Todo esto seguía mas o menos igual hasta que conoció a Arthur ‘Boy’ Capel (Alessandro Nivola). Un ingles que de a poco se fue robando su corazón, y gracias al que pudo instaurar su propio taller de diseño. El resto es mas o menos historia conocida. Todo adornado con un tremendo diseños del vestuario de cada uno de los personajes, así como de los ambientes y las tomas que hablan de una cinta que está centrada especialmente en la moda. Es una apuesta al cine que resulta del todo interesante, pero que no se si da para verla por dos horas con muchos momentos extremadamente planos, sin sentimiento, ni pasión ni nada. Hay una falla en la ejecución que a ratos llega a aburrir. Claro, dejando a los fanáticos de lado.

Como siempre, Audrey Tautou es quien se lleva todos los elogios. La actriz forma de una genial manera la tan particular forma de ser de Coco Chanel, desgarbada, apática, interesada y creativa. Los problemas son siempre solucionados con su personaje, pero nuevamente empeorados por un guión pobremente elaborado y una dirección que no aprovecha en mayor medida de lo que se tiene en manos. Fácilmente podríamos crítica lo que sucede en la pantalla misma con las acciones de los personajes, pero al ser un biopic es mas o menos obvio que no hay control sobre la historia. Es un retrato de lo que ha ocurrido y el testimonio de un éxito arrollador. Tristemente somos testigos de todos los sucesos desde un punto de vista bastante incomodo, por nada libre ni menos fluido. Como ya lo dije al principio, el punto fundamental de que esta cinta funcione o no, es si eres fanático de la moda y aguantes todo lo que venga con extractos de la vida de uno de sus personajes mas importantes. Así, una película no debería funcionar siempre.

¿Qué opinan uds.?

Dejá tu comentario

Comentarios

sebarmano calificó:

Buena

Pelicula bien lograda, sin demasiadas pretensiones, y que cuenta de manera entretenida la parte mas importante de la historia de Coco Chanel. La pelicula va directo al punto, sin muchas vueltas ni complejos. Para ver.

Hace 4 anos · Un voto · ¿Te sirvió este comentario?  Si   No  · Responder
Alexiaspat calificó:

Muy Buena

me encanto, es la mejor pelicula de Audrey despues de Amelie el papel le sienta perfecto, y la direccion es muy buena. la historia y el personaje son fieles a la vida de la maravillosa coco chanel

Hace 5 anos · Un voto · ¿Te sirvió este comentario?  Si   No  · Responder
JocelYn calificó:

Muy Buena

Muy buena historia, la recomiendo

Hace 4 anos · Sin votos · ¿Te sirvió este comentario?  Si   No  · Responder

Películas en cartelera

Visitantes

de: Acán Coen
con: Kate del Castillo, Raúl Méndez

Los Pingüinos de Madagascar

de: Simon J. Smith
con: Mario Arvizu, José Antonio Macía

Éxodo Dioses y Reyes

de: Ridley Scott
con: Christian Bale, Joel Edgerton

Grandes héroes

de: Don Hall, Chris Williams
con: Memo Aponte Jr., Manuel Bueno

Los Juegos del Hambre 3

de: Francis Lawrence
con: Jennifer Lawrence, Josh Hutcherson

Ver más »

Tus amigos en Cinefis