Califica esta película
Califica esta película
Tu calificación es
Modificá tu calificación
 

Sinopsis

Una bella y popular porrista es poseída por una criatura diabólica que la lleva a cometer terribles asesinatos que involucran a sus compañeros de clase.

Ficha técnica

Género Comedia, Fantasía, Terror
Título Original Jennifer's Body
Director Karyn Kusama
Protagonistas Megan Denise Fox, Amanda Seyfried, J.K. Simmons, Johnny Simmons
Año de producción 2009
Duración 92 minutos.
Productor Jason Reitman, Mason Novick, Daniel Dubiecki
Guionista Diablo Cody
Música Theodore Shapiro
País Estados Unidos
Calificación de la comunidad
(Basada en 765 personas)
Calificación de la prensa
(Basada en 5 críticos)
Última modificación cmgustavo (Hace 3 anos)

Trailer

Críticas de la prensa

Reforma - R. Aviña (México)

Diabólica tentación (EU, 2009) tercera película de Karyn Kusama, cineasta decidida a sumergirse en la piel de mujeres de alto impacto sexual y físico (Girlfight/2000 y Aeon Flux/2005), tiene todo para convertirse en una cult movie. Y es que más allá de la fórmula del cine de horror juvenil, la película saca provecho de los resortes más int ... Leer más Diabólica tentación (EU, 2009) tercera película de Karyn Kusama, cineasta decidida a sumergirse en la piel de mujeres de alto impacto sexual y físico (Girlfight/2000 y Aeon Flux/2005), tiene todo para convertirse en una cult movie. Y es que más allá de la fórmula del cine de horror juvenil, la película saca provecho de los resortes más intrigantes del género y lo hace no sólo con un humor sádico que se agradece, sino con respeto y conocimiento de causa, explotando metáforas sexuales juveniles, y homenajeando de paso varios clásicos de la serie B trastocados en objetos de culto. Desde el primer diálogo se define la premisa completa del filme: “El Infierno es una adolescente”. En efecto, se trata de una alegoría sobre la actividad hormonal adolescente, según el entretenido guión de Diablo Cody, quien regresa a los terrenos de Juno (Jason Reitman, 2007), pero en clave de cine de horror demoniaco, para contar la historia de una cachondísima porrista de un pueblito estadounidense (Megan Fox, más atractiva que nunca) trastocada en caníbal asesina, a raíz de un ritual satánico que se altera debido a que la tal Jennifer del título original... ya no es virgen. Diabólica tentación es una eficaz combinación de los relatos de Stephen King y del David Lynch de la teleserie Twin Peaks, pasando por las primeras historias de Peter Jackson y David Cronenberg, como Mal gusto y Rabia, respectivamente, o Aulas peligrosas de Robert Rodríguez. No obstante, se trata, sobre todo, de un regreso a ese cine hormonal de los 70 y 80 como lo fue Carrie, Aullido, Un hombre lobo americano en Londres o La marca de la pantera —inspirada a su vez en un clásico de los 40—. Lo interesante del filme de Kusama es que, en realidad, la gran protagonista de la historia es la prometedora actriz Amanda Seyfried (Chicas pesadas, Mamma Mia!), la mejor amiga de Jennifer, una jovencita dulce y apocada que pronto descubre la violencia que arde en su interior y al mismo tiempo los misterios del sexo. A pesar del previsible final que tiende a lo convencional, Diabólica tentación es un entretenido relato con algunos gags notables (el primer vómito, el chiste sobre el tampón), en el que destaca, además, una ágil y atmosférica puesta en escena que en momentos resulta más que inquietante.

Por Rafael Aviña

3.00
Buena

Página 12 - H. Bernades (Argentina)

Podría pensarse en Diabólica tentación como una nueva Carrie y, sin embargo, es difícil encontrar dos películas más disímiles. En ambas, los conflictos de la adolescencia –el sexo, el high-school, la tensión entre amistad y rivalidad femeninas– se ven magnificados hasta lo monstruoso, expresándose en orgásmicas eclosiones de sangre y ... Leer más Podría pensarse en Diabólica tentación como una nueva Carrie y, sin embargo, es difícil encontrar dos películas más disímiles. En ambas, los conflictos de la adolescencia –el sexo, el high-school, la tensión entre amistad y rivalidad femeninas– se ven magnificados hasta lo monstruoso, expresándose en orgásmicas eclosiones de sangre y muerte. Pero –diferencias de época, tal vez– la de Stephen King y Brian DePalma era una chica conflictuada y virgen, mientras que la promiscua y pansexual protagonista de Diabólica tentación es, en el más literal de los sentidos, una comehombres. En verdad, la diferencia de fondo entre ambas es que Carrie era la película de un artista (o de dos), en tanto Diabólica tentación no es otra cosa que un vehículo de ratoneo, de la mano de esa hiperchica de poster llamada Megan Fox. Que cada día parece menos humana y más transformer.

“No soy virgen ni por atrás”, se enorgullece la morocha Jennifer (Fox) ante su mejor ¿amiga?, la rubia Needy (Amanda Seyfried), tras haberles hecho creer a los miembros de un grupo de rock que sí lo era. Lo caro que va a pagarlo: miembros de un culto satánico, los tipos no quieren su cuerpo para lo que ella (y los espectadores) suponen. Pero ya llegará para Jennifer la hora de vengarse de los hombres, mientras se da el gusto. Como la Irina de La marca de la pantera –de la cual ésta podría ser el grado cero– la chica no puede distinguir la letra de diferencia entre coger y comer. A todo esto, Needy –la más Carrie de las dos– pasará de admirar, envidiar y desear a su amiga (escena lesbochic incluida, para no dejar ningún ratón sin hambre) a devenir primero su peor enemiga, más tarde su encarnación. O algo así: Diabólica tentación (título de stock local para Jennifer’s Body) es una de esas películas en las que puede pasar cualquier cosa. Convertirse en vampiro no se sabe cómo, flotar en el aire, levitar o transferirse a otra.

Dirigida sin el menor rastro de estilo por esa especialista en vengadoras de género que es la sobrevaloradísima Karyn Kusama (ganadora en Sundance por Golpe de mujer, a cargo después del bodrio Aeon Flux), se supone que Diabólica tentación “no es una película de terror más”. Todo, porque el guión lo escribió Diablo Cody, consagrada en La joven vida de Juno, y la produjo el director de aquélla, Jason Reitman. Como lo hace actualmente en la serie Estados Unidos de Tara, Cody se limita a (sobre)escribir diálogos llenos de referencias pop y presuntas agudezas. Sin que le tiemble la mano, los combina con otros que parecen del peor directo-a-video. El mismo principio guía a Kusama. Con un ojo en la taquilla y el otro en el Comité de Calificación, la realizadora amaga mostrar las más desaforadas carnicerías y no lo hace. Del mismo modo, calcula dónde cortar el cuadro, justo para que a Fox no se le vea lo que se simula vender. Una mediocre operación de cinismo lucrativo: eso es Diabólica tentación.

Por Horacio Bernades

2.00
Regular

La Nación - F. López (Argentina)

"El infierno es una chica adolescente", se dice en el comienzo del film, con lo que se anuncia que hay por ahí una guionista que no está dispuesta a cederle el protagonismo absoluto a Megan Fox, explicable destinataria de todas las miradas. Se entiende: Diablo Cody, que pasó del anonimato al Oscar de un solo salto gracias al jugoso libreto de L ... Leer más "El infierno es una chica adolescente", se dice en el comienzo del film, con lo que se anuncia que hay por ahí una guionista que no está dispuesta a cederle el protagonismo absoluto a Megan Fox, explicable destinataria de todas las miradas. Se entiende: Diablo Cody, que pasó del anonimato al Oscar de un solo salto gracias al jugoso libreto de La joven vida de Juno , también tiene una popularidad que defender. Es una pena que se la note tan preocupada por acumular ocurrencias y disparar diálogos ingeniosos, quizá para estar a la altura de una fama obtenida de modo tan fulminante: así pierde la frescura, cuando no la coherencia del relato, que también es necesaria aunque la propuesta sea deliberadamente un pastiche y aunque parezca que todo está permitido cuando se concibe, como en este caso, una delirante comedia de horror. Lo grave es que, en lugar de salir en su ayuda, Karyn Kusama empeora las cosas con una dirección errática y unas cuantas torpezas formales, entre las que descuellan un par de descabellados montajes paralelos y una escena de incendio ininteligible.

En la mezcolanza que propone el film con la intención de repasar en clave irónica los lugares comunes de unos cuantos géneros populares entre el público juvenil hay un poco de todo: horror, demonios, vampirismo, inquietud sexual, miedos, inseguridades y fantasías adolescentes, una pizca de lesbianismo, venganza, brujería, punk rock, clásicas situaciones de comedia estudiantil y sangre, mucha sangre. Además, claro, de la en este caso peligrosísima Megan Fox, no tan generosamente exhibida como querrían sus fanáticos. Ella es la chica que todos quieren conquistar, y su amiga inseparable (Amanda Seyfried), la fea encargada de contar la cruenta y disparatada historia.

Pero no basta con las intenciones; el film no se decide entre el humor y el horror; la ironía se queda corta o deriva en franco desatino, y las buenas ideas se desaprovechan. Y al final, a Megan le va mejor como actriz que a Diablo como guionista.

Fernando López

2.00
Regular

La factoría - Rafael Caro (Chile)

No se cual habrá sido la idea principal de ‘Diabólica Tentación’ (‘Jennifer’s Body’), pero a final de cuentas el producto no ha terminado por ser bueno. Nada de bueno. Como uds., seguidores de lafactoria.cl ya deben saber, hemos seguido la película desde sus inicios, cuando recién se comenzaba a confirmar la historia, las primeras im ... Leer más No se cual habrá sido la idea principal de ‘Diabólica Tentación’ (‘Jennifer’s Body’), pero a final de cuentas el producto no ha terminado por ser bueno. Nada de bueno. Como uds., seguidores de lafactoria.cl ya deben saber, hemos seguido la película desde sus inicios, cuando recién se comenzaba a confirmar la historia, las primeras imágenes y posteriormente los trailer promociónales. Hace unos días finalmente fuimos a una función especial donde tuvimos la oportunidad de sumergirnos en una nueva historia que sale de la mente de Diablo Cody, a quien definitivamente idolatramos luego de la simple-pero-bella ‘Juno’. Sin embargo, en esta película protagonizada por la guapísima Megan Fox, nada parecer funcionar del todo. Es una premisa adolescente, supuestamente sangrienta y que mezcla la sensualidad de la protagonista con el gore de una sinopsis diabólica. Nada de eso resulta ser un tema de fuerza para lo que se ve en la pantalla.

Y no es que esto signifique que soy un detractor de las películas adolescentes, sexuales y sangrientas. Todo lo contrario. Entré a la sala con unas buenas expectativas (a pesar de las primeras malas críticas) de pasar un gran rato de entretención vacía y sin sentido. Pero salí con una sensación de ver un estreno con emociones contradictorias, intenciones muy poco claras, y un final que me dejó la boca abierta de lo incomprensible.

‘Diabólica Tentación’ es la historia de un pequeño pueblo norteamericano en donde conocemos a Jennifer, personaje variamente interpretado por Megan Fox. Una cheerleader que gracias a su belleza se ha transformado en una especie de símbolo del lugar. A pesar de esto, no parece ser la mas popular del colegio gracias a que su mejor amiga resulta ser una de las mas nerds del lugar: Needy (Amanda Seyfried). Ambas una noche deciden ir a ver a una nueva banda a un bar local, donde experimentaran un terrible incendio que conmociona a todos los clientes del lugar. En estado de shock, Jennifer es convencida de irse con los miembros de la banda musical en su camioneta, dejando a Needy atrás para luego volver convertida en un terrible demonio come hombres.

De esta forma comenzarán las muertes de los compañeros de colegio de ambas en manos de Jennifer, cosa que no parece extraña hasta que la demoníaca sex symbol pone sus ojos sobre el novio de su mejor amiga, Chip (Johnny Simmons). Ahí es donde Needy tomará cartas en el asunto provocando una gran guerra (¿?) entre ambas amigas poniendo en riesgo la vida de ambas. Todo esto podrá sonar muy prometedor, emocionante y hasta excitante, pero debo decirles de inmediato: nada pasa. No hay mucha sangre. No hay humor adolescente simpático. No hay personajes interesantes. Y por si eso estabas buscando, no, tampoco hay escenas de desnudo de Mega Fox. Todo lo contrario, creo que en esta película muestra menos que en otras.

Eso si, no podemos negar que hay una escena que resulta ser bastante sorprendente, ya que no viene a propósito de nada y dura bastante. Como no nos parece en nada un spoiler se la vamos a contar: en algún momento de la historia, cuando Needy tiene absolutamente claro que su mejor amiga es un demonio que se alimenta de personas, ambas se encuentran en la habitación de una de ellas y de la nada comienzan a besarse apasionadamente. Y eso sería. No hay mayores puntos fuertes en una historia que no va para ningún lado. A pesar de lo que muchos podrían decir y sospechar, esta es una película que se ha inflado solo porque la protagonista es una de las mas deseadas de la industria cinematográfica Hollywoodense.

Puede ser que en un principio se haya comentado mucho que el guión escrito por Cody para ‘Jennifer’s Body’ tendría mucho que ver con la personalidad de las adolescentes. Ver como las mujeres sufren durante ese periodo de muchos sentimientos contradictorios, y a pesar de cualquier factor de belleza, se consideran a si mismas un “monstruo” como se muestra en la película. Lamentablemente no se puede ver nada de aquella premisa a lo largo de los 95 minutos de metraje. Quizás porque en algún minuto Fox metió la mano en el guión, o bien pues Diablo Cody no pudo sacar adelante una historia tan atractiva como la que creo, por ejemplo para la serie ‘United States of Tara’. Incluso puede ser porque la dirección de Karyn Kusama no supo en que elemento de todo enfocarse. Es posible que exista una gran cantidad de factores involucrados en el fracaso en la entretención de ‘Jennifer’s Body’, pero lo que importa al final que es nada encajó como debería.

Y si es que puede ser que una mala historia junto a una mala dirección la hagan una película sin sentido, creo que la gran culpa de todo la tiene Megan Fox. La mujer es una muy mala actriz, y la industria cree que puede poner todo el peso de una narración sobre su innegable belleza. Muy por el contrarió, con cada parlamento que ella hace, va perdiendo considerablemente su atractivo. Podrá sonar raro, pero nadie cae en los encantos de un maniquí.

Cuando la vayan a ver, pasen por aquí a comentarla. Creo que hay mucho que se puede decir a partir de los diferentes puntos de vista.

Dejá tu comentario

Comentarios

ignacio_roland calificó:

Regular

Cuando la ves te dan ganas de que te pase a vos lo mismo que a los asesinados, sin importar que te moris jaj

Hace 4 anos · 2 votos · ¿Te sirvió este comentario?  Si   No  · Responder
Delorean calificó:

Regular (+)

vale la pena verla por megan fox, la pelicula es mala pero la compensan con ciertas escenas sensuales de la chica, parece que planearon esas escenas y en base a eso hiecieron la pelicula.

Hace 4 anos · Un voto · ¿Te sirvió este comentario?  Si   No  · Responder
Miaulis calificó:

Regular

Pues nada fuera de lo común, historia muy chafa. Y los que quieran ver a la actriz mejor rentenla sin censura :p

Hace 4 anos · Un voto · ¿Te sirvió este comentario?  Si   No  · Responder

Películas en cartelera

Los Juegos del Hambre 3

de: Francis Lawrence
con: Jennifer Lawrence, Josh Hutcherson

Club Sandwich

de: Fernando Eimbcke
con: Lucio Giménez Cacho Goded, Danae Reynaud Romero

La Masacre De Texas

de: Tobe Hooper
con: Marilyn Burn, Gunnar Hansen

MET NY IL BARBIERE DI SIVIGLIA (Rossini)

de: Bartlett Sher
con: Opera, Bartlett Sher

Persona 3 The Movie #1 Spring of Birth

de: Noriaki Akitaya
con: Animacion, Noriaki Akitaya

Ver más »

Tus amigos en Cinefis