Califica esta película
Califica esta película
Tu calificación es
Modificá tu calificación
 

Sinopsis

Versión animada del clásico navideño de Charles Dickens. Un hombre, cuya actitud siempre fue miserable, cambia luego de una serie de misteriosas apariciones que le muestran su pasado, su presente y su futuro.

Ficha técnica

Género Animación, Drama, Fantasía
Título Original A Christmas Carol
Director Robert Zemeckis
Protagonistas Jim Carrey, Gary Oldman, Colin Firth, Bob Hoskins, Robin Wright Penn, Cary Elwes, Daryl Sabara
Año de producción 2009
Duración 96 minutos.
MPAA rating PG - Se Sugiere Presencia de los Padres. Este Material Puede No Ser Adecuado Para Niños
Productor Howard Ellis, Steven North
Guionista Mike Ockrent, Lynn Ahrens, Charles Dickens
Música Alan Menken
País Estados Unidos
Calificación de la comunidad
(Basada en 912 personas)
Calificación de la prensa
(Basada en 4 críticos)
Última modificación jev233 (Hace 2 anos)

Trailer

Críticas de la prensa

Cines Argentinos - H. Zapata (Argentina)

Un cuento de Navidad (1843), de Charles Dickens, no sólo es la mejor novela que retrató el verdadero espíritu de la navidad antes de la llegada de Coca Cola que cambió el sentido de la festividad con el consumismo, sino que además es la obra literaria más adaptada en la historia del cine.
Desde 1901 hasta la actualidad esta historia se cont ... Leer más Un cuento de Navidad (1843), de Charles Dickens, no sólo es la mejor novela que retrató el verdadero espíritu de la navidad antes de la llegada de Coca Cola que cambió el sentido de la festividad con el consumismo, sino que además es la obra literaria más adaptada en la historia del cine.
Desde 1901 hasta la actualidad esta historia se contó infinidades de veces en la pantalla grande, por no mencionar la enorme cantidad de referencias que se hicieron en series de televisión y dibujos animados.
No hay mucha discusión al respecto. El trabajo de Dickens representa la gran historia de Navidad.
En consecuencia, sentarse a ver una adaptación de Disney dirigida por Robert Zemeckis, la verdad que no generaba muchas expectativas ya que es un cuento que vimos muchísimas veces y las posibilidades de encontrar algo novedoso eran escasas.
Lo cierto es que este estreno se convirtió en una enorme sorpresa de este año.
El impacto más grande es que no se trata de una típica película animada de Disney.
Históricamente la compañía del viejo Walt siempre distorsionó los grandes clásicos de la literatura como Tarzán, Peter Pan, El libro de la selva o Las Crónicas de Prydayn (El caldero mágico), que en realidad son mucho menos inocentes e infantiles de lo que la mayoría del público piensa.
Disney las adaptó para que pudieran ser disfrutadas por los más chicos.
Con Los fantasmas de Scrooge brindaron una enorme sorpresa al presentar una adaptación súper fiel a la obra de Dickens con una visión absolutamente tenebrosa y más oscura de lo que esperábamos.
Esta no es un film para llevar niños pequeños porque pueden asustarse de verdad con los fantasmas de la historia.
Especialmente el que representa a la Navidad del futuro que es totalmente escalofriante.
Es más, me atrevería afirmar que se ve mucho más aterrador que los fantasmitas boludos orientales que llegaron a la cartelera en el último tiempo.
La visión que presentó Zemeckis es realmente espectacular en todo sentido.
Se preocupó por ser fiel a la obra, pero al mismo tiempo le aportó toques de humor que funcionan muy bien y logró que la aparición de los fantasmas no sólo fuera aterradora para el viejo Scrooge, sino también para el público.
Para vivir la experiencia de este estreno en toda su plenitud es necesario disfrutarla en la pantalla IMAX en 3D porque el sistema te permite contemplar el trabajo del director en su máxima expresión.
Queda claro que Zemeckis es el gran Rey del 3D y sabe trabajar el formato como nadie.
Las escenas que Scrooge vuela por los cielos con los fantasmas son imponentes y por unos instantes el director logra que vos como espectador sientas que estás volando junto con los personajes.
Uno de los grandes placeres que no permite este estreno es poder de disfrutar de Jim Carrey interpretando estos clásicos personajes.
Por una cuestión que soy más fan de la literatura de fantasía y la mitología nórdica en mi opinión me gustó mucho más Beowulf dentro de las propuestas que brindó Zemeckis en los últimos años dentro de este género.
Sin embargo, Los fantasmas de Scrooge es otra gran película de este gran visionario del cine que aunque trabaje con historias super conocidas con más de 100 años de vigencia, el tipo logra que la disfrutes como si fuera la primera vez que la conocés.

5.00
Increíble!

La Nación - N. Trzenko (Argentina)

En esta nueva versión de la historia navideña creada por Charles Dickens en el siglo XIX, la moderna tecnología del siglo XXI que captura el movimiento de los actores para trasladarlos del escenario a la computadora -y de allí a la pantalla-, y el 3D, actualizan las imágenes del relato sin quitarle ninguno de los elementos que lo convirtieron ... Leer más En esta nueva versión de la historia navideña creada por Charles Dickens en el siglo XIX, la moderna tecnología del siglo XXI que captura el movimiento de los actores para trasladarlos del escenario a la computadora -y de allí a la pantalla-, y el 3D, actualizan las imágenes del relato sin quitarle ninguno de los elementos que lo convirtieron en un clásico. Con un considerable número de adaptaciones tanto para el cine como para la TV, el cuento de redención del avaro Ebenezer Scrooge, prestamista amargado, despiadado e insensible al que Jim Carrey le presta el cuerpo -y la voz en la versión en inglés-, transcurre en una Londres cubierta de nieve, imagen de postal pintoresca y al mismo tiempo espacio de miseria y desolación para quienes no tienen refugio del frío.

El director Robert Zemeckis ( Forrest Gump ), que hace unos años se fascinó con la captura de movimiento y ya realizó otras dos películas con la ayuda de la computadora ( El expreso polar y Beowulf ), respetó ese contexto y, aunque se trata de un film de Disney, decidió no escatimar escenas de terror tanto sociales como fantásticas. Cuando la cámara recorre la ciudad, sus edificios nevados y sus interiores oscuros y opulentos, el espectador está dentro del cuento tal como lo escribió Dickens. Un efecto de la historia con el que la tecnología 3D colabora, a diferencia de muchas otras películas en las que relato e innovación pelean por imponerse con la segunda siempre ganando la partida.

Cuando el viejo Scrooge es visitado por sus fantasmas el film se vuelve tenebroso y al mismo tiempo fascinante aunque cabe aclarar que algunas de las secuencias pueden ser demasiado terroríficas para el público infantil. Especialmente la aparición del torturado Marley, el fallecido socio del protagonista y heraldo de los espíritus por venir.

Con un lenguaje que respeta el estilo del original literario, con el que el doblaje local a veces tropieza en detrimento del desarrollo de la historia, Los fantasmas de Scrooge convierte una experiencia fílmica en una casi táctil, gracias a la belleza y el detalle de sus imágenes suntuosas. La llegada del fantasma de la Navidad presente resulta un momento culminante de esta elección estética del exceso.

Para los seguidores de Carrey, el film es un deleite del rango físico e interpretativo del actor que aquí compone a los espíritus que lo visitan además de a las versiones más jóvenes del propio Scrooge que, una vez más, como en todas las Nochebuenas, volverá a sufrir para finalmente aprender a disfrutar de la blanca Navidad.

Natalia Trzenko

4.00
Muy Buena

Página 12 - H. Bernades (Argentina)

El teórico francés Noël Burch postuló alguna vez una paradoja muy propia del cine: la coexistencia entre un atraso narrativo-representativo que hundía sus raíces en la novela decimonónica y la innovación tecnológica y de lenguaje, propia de los albores del siglo XX. Ninguna película parecería representar más literalmente esa paradoja qu ... Leer más El teórico francés Noël Burch postuló alguna vez una paradoja muy propia del cine: la coexistencia entre un atraso narrativo-representativo que hundía sus raíces en la novela decimonónica y la innovación tecnológica y de lenguaje, propia de los albores del siglo XX. Ninguna película parecería representar más literalmente esa paradoja que Los fantasmas de Scrooge, que aplica sobre el Cuento de Navidad de Charles Dickens una multitecnología de punta, hecha de digitalización, motion capture y 3-D. Nada de eso sirve para alivianar la moraleja del cuento sino para hacerla, por el contrario, más machacona que nunca.

En su carácter de adelantado de todas las técnicas mencionadas, Los fantasmas de Scrooge representa, para su realizador y guionista Robert Zemeckis, un evidente punto de llegada. Desde fines de los ’80, en películas como ¿Quién engañó a Roger Rabbitt?, La muerte le sienta bien y Forrest Gump, Zemeckis venía aplicando efectos especiales de avanzada, y a mediados de esta década fue el primero en utilizar, en El expreso polar, la técnica conocida como motion capture. En la siguiente Beowulf, a la motion capture –que permite reproducir, por animación, rostros, gestos y movimientos de actores de carne y hueso– le sumó la tridimensionalidad digital, aunque de modo algo primario por el desarrollo aún embrionario de esa técnica. Ahora, finalmente, Zemeckis logra aplicar el state of the art de todas esas tecnologías sumadas. Pero sólo para demostrar que existen pocas herramientas más rudimentarias que la motion capture.

Consecuencia de una técnica que –por el momento, al menos– convierte seres humanos en muñecos, ver Los fantasmas de Scrooge es como asistir a la versión Thunderbirds de Cuento de Navidad. Era lógico que quien mejor se adaptara a ella fuera un títere articulado llamado Jim Carrey, que digitalmente enmascarado, y en furor multiplicatorio digno de Buster Keaton, compone nada menos que a ocho personajes, empezando por el protagonista y siguiendo por los tres fantasmas que se le presentan: el Espíritu de la Navidad Pasada, el de la Navidad Presente y el de la Futura. Signado el primer episodio por la melancolía, el segundo por la más pesada culpa y el último por la redención, lo mejor de Los fantasmas de Scrooge es sin duda la larga introducción de la película.

En esos primeros 15 o 20 minutos, la suma de detallismo reconstructivo en 3-D (de la Londres del siglo XIX) y el creciente, atmosférico clima de terror (uno de los fuertes de Zemeckis) permiten hacer la vista gorda ante el muñequismo de todos los “actores” secundarios, caracterizados por una alarmante mirada muerta. De allí en más, la cosa se pone progresivamente aparatosa (uno de los grandes vicios del realizador), además de viscosamente moralista. Por la combinación de efectos visuales de montaña rusa con fábula moral, Los fantasmas de Scrooge termina pareciendo un cruce de Disneylandia con Pinocho. No por nada la produce Disney.

Por Horacio Bernades

3.00
Buena

Dejá tu comentario

Comentarios

Paula.Hernandez comentó:

Los Fantasmas de Scrooge

4.000
"Muy Buena"

"Me encantó esta peli. La recomiendo para el que le gusta la fantasia, el espíritu navideño y la felicidad de la familia y el ser apreciados por los demás."

Hace 3 anos · Un voto · ¿Te sirvió este comentario?  Si   No  · Responder
Ac.ZuuperF.GG comentó:

Los Fantasmas de Scrooge

3.500
"Buena (+)"

"Bueno aun uqe no la vi completa pues me parecio muy buena.Aun que segun yo era para niños pues la verdad esta muy cruda...para ellos claro! pero a mi gusto es muy buena no se anda con maquillaje y exelente animacion se ve genial algo aburridona al principio pero al fin y al cabo interesante de seguir!."

Hace 3 anos · Un voto · ¿Te sirvió este comentario?  Si   No  · Responder
ewertmar calificó:

Muy Buena

me gusta como jim carrey sorprende una vez mas, aunke prefiero si seños, sin embargo esta muy tetrica y copada.

Hace 4 anos · Un voto · ¿Te sirvió este comentario?  Si   No  · Responder

Películas en cartelera

Lucy

de: Luc Besson
con: Scarlett Johansson, Morgan Freeman

Si Decido Quedarme

de: R.J. Cutler
con: Chloë Grace Moretz, Mireille Eno

Decision Final

de: Ivan Reitman
con: Kevin Costner, Jennifer Garner

Llamando a Ecco

de: Dave Green
con: Teo Halm, Astro

El Círculo Roto

de: Felix Van Groeningen
con: Veerle Baeten, Nell Cattrysse

Ver más »

Tus amigos en Cinefis