Califica esta película
Califica esta película
Tu calificación es
Modificá tu calificación
 

Sinopsis

Cuando Katie (Alexandra Lamy), una mujer ordinaria, conoce a Paco (Sergi López), un hombre ordinario, algo mágico ocurre: se enamoran. De su amor surge un bebé extraordinario: Ricky, una criatura capaz de volar.

Ficha técnica

Género Comedia, Drama, Fantasía
Título Original Ricky
Director François Ozon
Protagonistas Sergi López, Jean-Claude Bolle-Reddat, Eric Forterre, Mélusine Mayance, Arthur Peyret, Alexandra Lamy, Julien Haurant, André Wilms
Año de producción 2009
Duración 90 minutos.
Guionista Rose Tremain, Emmanuèle Bernheim, François Ozon
País Francia · Francia Italia
Calificación de la comunidad
(Basada en 70 personas)
Calificación de la prensa
(Basada en 3 críticos)
Última modificación jev233 (Hace 2 anos)

Trailer

Críticas de la prensa

Escribiendo Cine - Juan Pablo Russo (Argentina)

François Ozon (8 mujeres, La piscina, El Refugio) es uno de los directores franceses contemporáneos que ha logrado crear un estilo único y personal que no sólo lo diferencia del resto, sino que en cada una de sus obras demuestra un ímpetu de superación que justifica la espera. Ricky (2008), su anteúltimo opus, así lo expresa.

Ricky es un ... Leer más François Ozon (8 mujeres, La piscina, El Refugio) es uno de los directores franceses contemporáneos que ha logrado crear un estilo único y personal que no sólo lo diferencia del resto, sino que en cada una de sus obras demuestra un ímpetu de superación que justifica la espera. Ricky (2008), su anteúltimo opus, así lo expresa.

Ricky es un bebé que llega a este mundo con la desventaja de haber nacido en una familia disfuncional. Tiene una hermana y un padre casi ausente. Una mañana, su madre descubre que Ricky tiene moretones en la espalda. Ella piensa que son golpes que le propagó su esposo y lo echa de casa. Pero Ricky no fue golpeado, sino que le están creciendo alas.

Como si fuera una fábula, Ozon nos va conduciendo por una trama plagada de lirismo pero que a la vez funciona como crítica a las relaciones familiares, sociales y del poder de los medios de comunicación. Ricky es un híbrido que transita por diferentes estilos narrativos haciendo que no se identifique con ninguno. Comedia, drama, fantasía, realidad. ¿Cómo clasificar lo inclasificable? Buscar un género para Ricky resulta tan difícil como la mágica historia que se cuenta.

Así como el cine transitó el camino de la disfuncionalidad en las familias con comedias como Pequeña Miss Sunshine (Little Miss Sunshine, 2006) o dramas mal logrados como Preciosa (Precious, 2009), Ricky lo hace desde un lugar diferente: el de la irrealidad. Sin duda el tener alas y volar es sinónimo de libertad y en el film funciona como un claro elemento simbólico que lo atravesará de principio a fin. Todos los personajes buscarán de una u otra manera la independencia. No solo Ricky volará, el vuelo de los otros no será tan literal como su “volar”, pero funcionará más como una vía de escape que como otra cosa. Huirán de la rutina, del peligro, de la familia, de la falsa fama o de sentirse privado de la libertad.

Para reflejar todo un universo plagado de simbolismos y metáforas, el realizador se nutre de una historia que en manos de cualquier otro podría haber resultado plásticamente ampulosa. Con mínimos recursos cinematográficos logra una obra concisa y perturbadora que dice mucho más de lo que a simple vista puede leerse. Saber interpretar esas entrelíneas será fundamental para poder entender a Ricky en su conjunto.

Ozon nos trae un sueño provocado por destellos de talento como muy pocas veces el cine nos brinda. Una obra en donde realidad y poética se conjugan para generar algo tan único como bello. Ricky puede volar y nosotros si queremos también. Cine para el disfrute de todos los sentidos.

5.00
Increíble!

El Multicine - Sandro de la Rosa (España)

Cuando Katie, una mujer común, encuentra a Paco, un hombre común, ocurre algo mágico y milagroso: una historia de amor. De esta unión nacerá un bebé extraordinario: Ricky.

Dos personajes con unas vivencias totalmente grises y anodinas que se ven drásticamente trastocados por su bebé, Ricky. Un niño poco menos que "especial" (dando a dic ... Leer más Cuando Katie, una mujer común, encuentra a Paco, un hombre común, ocurre algo mágico y milagroso: una historia de amor. De esta unión nacerá un bebé extraordinario: Ricky.

Dos personajes con unas vivencias totalmente grises y anodinas que se ven drásticamente trastocados por su bebé, Ricky. Un niño poco menos que "especial" (dando a dicha palabra el más amplio de los sentidos). Una serie de contraposiciones de sensaciones en un mismo cuadro. Sin duda una película diferente. De esas que o te gustan o aborrecerás. Pero no dejará indiferente a nadie. Una nueva oportunidad de ver al actor Sergi Lopez, capaz de casi cualquier papel y más que encantado con el cine francés.

3.00
Buena

Canal TCM - Sergi Sánchez (México)

Nada que ver con Tobi, aquella película de Antonio Mercero que le puso alas a un niño llamado Lolo García para especular de qué ocurriría si un ángel apareciera en nuestra triste y avariciosa sociedad. Nada que ver porque Ricky presenta a su 'macguffin', a su pretexto argumental, como un monstruo más que como un ángel.

François Ozon vue ... Leer más Nada que ver con Tobi, aquella película de Antonio Mercero que le puso alas a un niño llamado Lolo García para especular de qué ocurriría si un ángel apareciera en nuestra triste y avariciosa sociedad. Nada que ver porque Ricky presenta a su 'macguffin', a su pretexto argumental, como un monstruo más que como un ángel.

François Ozon vuelve a sus raíces: sus primeras películas -la perturbadora Regarde la mer y la divertida Sitcom- contemplaban la fragilidad del universo familiar a la luz de la irrupción de un intruso (una psicópata, una rata) que conseguía desequilibrarlo con efectos devastadores. Este es el papel de un niño ángel que se da contra las paredes cuando vuela y tiene unas desagradables heridas en la espalda que parecen síntomas de maltrato antes que alas a punto de nacer.

La aparición de Ricky en la película provoca un cambio de registro, una grieta. Hasta entonces, el film cuenta, desde una perspectiva apegada a la realidad bastante inédita en Ozon, la historia de un amor proletario, con una austeridad algo inquietante, propia del cine de los Dardenne.

El recién nacido es una interferencia en el débil orden familiar. El padre queda desplazado, la hija mayor está celosa, la madre no sabe muy bien cómo manejar esta bendición del cielo o esta maldición del infierno. La trama realista deriva hacia la fábula, y entonces parecen surgir los problemas de Ozon.

Ozon, que en Los amantes criminales supo jugar con astucia e inteligencia con los códigos del cuento, no acierta a dejar claras sus intenciones. Ricky empieza a volar en círculos, porque Ozon no domina las claves de su fábula, engullido por la potencia de ese símbolo al que no sabe dotar de entidad dramática.

3.00
Buena

Crítica Digital (Argentina)

Guste o no guste, no hay dudas de que Ricky puede considerarse seria competidora a film más extraño de 2010. Ha sido dirigida por François Ozon, también candidato –a su manera– a director más extraño de la actualidad. Porque, convengamos, a David Lynch ya lo tenemos domado y sabemos qué clase de locura nos va a proveer. Con Ozon, en camb ... Leer más Guste o no guste, no hay dudas de que Ricky puede considerarse seria competidora a film más extraño de 2010. Ha sido dirigida por François Ozon, también candidato –a su manera– a director más extraño de la actualidad. Porque, convengamos, a David Lynch ya lo tenemos domado y sabemos qué clase de locura nos va a proveer. Con Ozon, en cambio, nunca se sabe. No se sabe a qué género va a remitirse, no se sabe qué vuelta de tuerca aparecerá en qué secuencia, no se sabe cómo va a terminar. Es una virtud y una trampa, también, porque esa imprevisibilidad genera a veces la imposibilidad de entrar en el film, obliga a quedarse afuera, como viendo fenómenos de circo, a la espera de alguna característica humana en los personajes para que dejen de ser –como pasa en films como Ocho mujeres– meros engranajes (teatrales) del guión.

Ricky es un cuento de hadas retorcido. Al principio, parecemos habitar el territorio del retrato social duro, de la denuncia de las injusticias del mundo, de las miserias cotidianas. Un poco como el cine de los hermanos Dardenne, digamos. Hasta que aparece Ricky, un bebé que, bueno, tiene alas. Así nomás: pero no es un hermoso angelito, sino otra cosa, que combina lo tierno con lo repulsivo. Por las dudas, nada de alegoría: la sátira de la iconografía piadosa que encarna el personaje se encarga de aniquilar tal lectura.

A partir de allí, Ozon sigue con mano absolutamente firme la regla de oro del verdadero cine fantástico: cómo sobrevivir humanos ante la aparición de lo extraordinario. El realizador, al no traicionar sus propias reglas de juego, demuestra por el absurdo que el cine “de denuncia” es también un artificio y que la mejor manera de reflexionar sobre el mundo es a través de la distancia del humor y la fantasía, materiales tan nobles como la cámara documental.

Dejá tu comentario

Comentarios

Blanca.Nelly.Gutierrez.Santos comentó:

QUIERO VERLA Y no puedo

Hace un ano · Sin votos · ¿Te sirvió este comentario?  Si   No  · Responder
Emmanuel Suasnabar calificó:

Excelente

es un capo con sus alitas!

Hace 4 anos · Sin votos · ¿Te sirvió este comentario?  Si   No  · Responder

Películas en cartelera

Lucy

de: Luc Besson
con: Scarlett Johansson, Morgan Freeman

Si Decido Quedarme

de: R.J. Cutler
con: Chloë Grace Moretz, Mireille Eno

Llamando a Ecco

de: Dave Green
con: Teo Halm, Astro

Decision Final

de: Ivan Reitman
con: Kevin Costner, Jennifer Garner

En El Tornado

de: Steven Quale
con: Richard Armitage, Sarah Wayne Callie

Ver más »

Tus amigos en Cinefis