Califica esta película
Califica esta película
Tu calificación es
Modificá tu calificación
 

Sinopsis

Bella se verá obligada a elegir entre su gran amor, Edward o la amistad con su mejor amigo, Jacob, sabiendo que esta decisión podría desatar la ira del vampiro y del hombre lobo. Bella tiene que tomar otra difícil decisión, seguir siendo humana, o por el contrario volverse inmortal.

Ficha técnica

Género Aventura, Fantasía
Título Original The Twilight Saga: Eclipse
Director David Slade
Protagonistas Robert Pattinson, Kristen Stewart, Peter Facinelli, Elizabeth Reaser, Ashley Greene, Billy Burke, Bryce Dallas Howard, Kellan Lutz, Taylor Lautner, Catalina Sandino Moreno, Gil Birmingham, Solomon Trimble, Rachelle Lefevre, Xavier Samuels
Año de producción 2010
Duración 124 minutos.
MPAA rating PG-13 - Aviso para los padres. Este material puede ser inapropiado para niños menores de 13 años
Productor Karen Rosenfelt, Greg Mooradian, Wyck Godfrey, Mark Morgan
Guionista Stephenie Meyer, Melissa Rosenberg
Música Howard Shore
País Estados Unidos
Calificación de la comunidad
(Basada en 10011 personas)
Calificación de la prensa
(Basada en 10 críticos)
Última modificación la vieja (Hace 4 anos)
Experta de esta película
Rouse K Rouse K es el experto de esta película con 28 puntos

Regístrate, suma puntos y conviértete en el experto de esta película

Trailer

Críticas de la prensa

Cines Argentinos - Chandler (Argentina)

Crepúsculo me había parecido una superproducción clase B, donde una novela muy atractiva había sido comprimida y no bien trasladada al cine. Además de tener flojas actuaciones en varios niveles
Luna nueva había mejorado mucho en la parte cinematográfica, pero el guión parecía super estirado. No lo pude comparar con la novela en si, porqu ... Leer más Crepúsculo me había parecido una superproducción clase B, donde una novela muy atractiva había sido comprimida y no bien trasladada al cine. Además de tener flojas actuaciones en varios niveles
Luna nueva había mejorado mucho en la parte cinematográfica, pero el guión parecía super estirado. No lo pude comparar con la novela en si, porque ya había abandonado la lectura. Las actuaciones habían mejorado mucho, salvo la de madera Pattinson
¿Y entonces que pasa en Eclipse?
Eclipse logró la armonía. Es la mejor de las tres que existen hasta ahora.
¿Fue el director? ¿La novela es la mejor de las 4? ¿Le pusieron aguarrás a la médula ósea de Pattinson?
Difícil es confirmar alguno de los puntos directamente. Todo debe aportar su grano de arena para que el resultado se acerque un poco mas a lo que un blockbuster debe tener.
Y no hablo de calidad, hablo de lo que el producto debe ser.
Obviamente el noviecito que entre por perder una apuesta o para demostrar que está dispuesto a todo, y que pagó las dos entradas, la va a pasar mal. Pero quien es seguidora de la novela, sin ser una descerebrada que se la va a pasar gritando en la función, estimo que la va a pasar bien, y tendrá esa sensación de que la película cumple.
Si bien la calidad de imagen no me parece óptima, la película está bien filmada, y las escenas de peleas (que por suerte existen) están bien llevadas y logran cierta emoción.
El uso de los efectos especiales también están mucho mejor que en la segunda parte.
La banda sonora es buena y adecuada, pero se lucía más en Luna nueva.
Por el lado de los actores, el guión hace que la atención esté más repartida. Tanto Ashley Greene (Alice) que creo tiene un gran futuro en mayores papeles de Hollywood, como Nikki Reed (Rosalie), quien fuera guionista de A los trece, pueden mostrar que sirven para algo más, que para que les pinten la cara de blanco.
Kristen Stewart desde hace años es buena actriz, y ni la peluca fea que le pusieron la puede alterar. Su personaje es tan histérico que quizás eso pueda correr la óptica de la evaluación de su trabajo.
No me gustó el cambio de la colorada (Victoria), ya que si bien Bryce Dallas Howard (la hija de…) hace años hace papeles, la imagen de la anterior era muy fuerte para cambiarla así como si nada.
El resto del elenco está bien, incluyendo a Taylor “niño tiburón” Lautner.
Fuera de los actores, tengo que hacer un párrafo aparte para Robert Pattinson. Y acá juega la mezcla de los puntos generales de la evolución de la película. Rob acompaña al crecimiento y evoluciona en su tarea actoral.
Si bien en la escena del anillo sale viruta por algunos lados, tiene muchos diálogos donde lo que dice, está por encima de cualquier gesto descontrolado que haya tenido en el pasado y que ahora lograron encausar. Como es el caso de cuando está en la carpa charlando con el otro.
Por todas estas cosas, Eclipse está por encima de las otras películas previas, y el resultado para los que sigan esta saga, estimo que será el mejor hasta el momento.
Y si vos sos uno de los sufridos que tiene que acompañar a alguien para hacer buena letra, no te desesperes… decile que juntos luego van a ver The expendables, y así terminan mano a mano y demostrándose el amor mutuo ;)

4.50
Excelente

Cine Premiere - M. C. Albarrán (México)

Si algo es un hecho es que por más perfecta que sea una cinta de esta saga, jamás logrará a convencer a aquellos que se han dedicado a odiarla de manera ferviente desde el inicio. Y aún más seguro, es que ninguna de éstas fue realizada con el objetivo de convertir a los haters en fans, ni con ellos en mente como público. Considerando eso, E ... Leer más Si algo es un hecho es que por más perfecta que sea una cinta de esta saga, jamás logrará a convencer a aquellos que se han dedicado a odiarla de manera ferviente desde el inicio. Y aún más seguro, es que ninguna de éstas fue realizada con el objetivo de convertir a los haters en fans, ni con ellos en mente como público. Considerando eso, Eclipse es una película sobresaliente. Lejos de sólo llamarle “la mejor de las tres” (que lo es) es relevante mencionar qué factores la distinguen de sus predecesoras y la colocan en el acervo de películas (en su género) que no sólo complacerán a audiencias en su corrida en salas de cine, sino que tendrán el privilegio de envejecer con gracia.

El filme comienza situándonos en un contexto más obscuro en que los vampiros son criaturas aterradoras y misteriosas. Y es claro, desde ese momento, que el director sabe cómo generar suspenso y dirigir escenas emocionantes de acción –a pesar de su corta trayectoria. Y ése es justo el tono que mantiene: un balance entre el romance y la acción. Dado que ésta es, primordialmente, una historia de amor, centrarla por completo en las batallas sería una falla crucial de adaptación; y justo ése es su primer punto a favor. Al ver una película inspirada en algo más, no es que la comparación sea inevitable, es necesaria. En este caso, no se trata sólo de ser fiel al material original (que en Eclipse está logrado dignamente: a los lectores del libro les dejará esa sensación de “no es que haya estado absolutamente todo, simplemente no le falta nada”), sino de aprovechar las ventajas de un medio audiovisual para explotar una historia.

Su mayor acierto a nivel guión –y que en consecuencia provee a la cinta de sus mejores secuencias de efectos especiales y da oportunidad a que los personajes secundarios se luzcan– fue aprovechar la noción de que la cinta no está en primera persona. Aquí podemos ver todas aquellas cosas de las que Bella no experimenta de primera mano. Aquella batalla tan épica de la que jamás pudimos ser testigos, está representada aquí de manera sobresaliente. La mejoría en los efectos visuales, desde los lobos completamente CGI, hasta el trabajo de cables y dobles realizado, dio un salto considerable. Aunque la caracterización de los personajes sigue dejando un poco qué desear, también se nota una sutil mejoría. El mayor error de la cinta es el recast de Bryce Dallas Howard como Victoria; carente del instinto malévolo que Rachelle Lefevre ya había conseguido, obligando al director a esconderla, cuando en la segunda entrega fungió como un gran villano. Y sí, tiene momentos que el público adolescente disfrutará más: fotogramas diseñados exclusivamente para que el elenco se vea bien, desde Jacob Black sin camisa, hasta los Cullen vestidos a la moda para pelear contra un grupo de vampiros recién nacidos.

A medida que avanza la cinta se percibe un gran trabajo de dirección, que a su vez se ve reflejado en un crecimiento histriónico. Todos los actores se sienten más cómodos con sus personajes; destaca Taylor Lautner, quien captura la esencia de Jacob Black como no lo había logrado antes. Sin recurrir a las inserciones un tanto descaradas del soundtrack (como en Luna nueva) en momentos que quizá no lo ameritaban, aquí se hace una mezcla mesurada de la música; y las escenas se benefician de ello. Mención aparte al score de Howard Shore que es igual de impactante en sus momentos de suspenso y acción que en los románticos.

En suma, el filme es ideal para quien fue creado, sin dejar de lado un buen nivel de producción desde la fotografía hasta la dirección de arte; un guión correctamente adaptado y un buen manejo del ritmo que mantendrá al público entretenido y emocionado durante toda la cinta.

4.00
Muy Buena

El Multicine.com - Javier Lacomba Tamarit (España)

Mientras Seattle es asolada por una cadena de misteriosos asesinatos y un malvado vampiro continúa su búsqueda de venganza, Bella se encuentra, una vez más, rodeada por el peligro. En medio de todo esto, se verá forzada a elegir entre su amor por Edward y su amistad con Jacob… sabiendo que su decisión tiene el potencial para encender la llam ... Leer más Mientras Seattle es asolada por una cadena de misteriosos asesinatos y un malvado vampiro continúa su búsqueda de venganza, Bella se encuentra, una vez más, rodeada por el peligro. En medio de todo esto, se verá forzada a elegir entre su amor por Edward y su amistad con Jacob… sabiendo que su decisión tiene el potencial para encender la llama de la lucha intemporal entre vampiros y hombres-lobo. Con su graduación aproximándose rápidamente, Bella tiene que tomar una decisión más: vida o muerte. Pero ¿cuál es cuál?

Antes de nada remarcaré que no soy un fan acérrimo de la saga Crepúsculo. Es más, las dos primeras entregas, salvo algún que otro minuto destacado, me parecen cintas románticas con trasfondo sobrenatural (tal vez Luna Nueva incluso más que Crepúsculo). Con Eclipse el asunto no es muy diferente, ya que repiten guionista y productores. Pero ese sí, se aprecia la mano de David Slade en el asunto. Al menos en parte. La cinta resulta más oscura que sus predecesoras. Los personajes (tal vez por obra y gracia del proceso de maduración de sus actores) son algo menos planos. El desarrollo del argumento va conforme al libro punto por punto. Dejando muy poco margen para la "libertad creativa" del cineasta. Pronostico que no tardaremos mucho en saber acerca de un spin off de Eclipse (La segunda vida de Bree Tanner). Y que los productores contarán con la actriz que da vida al personaje en la película (Jodelle Ferland). Tiempo al tiempo.

En definitiva. Eclipse volverá locas a las fans y no matará de aburrimiento al resto de los asistentes a la sala. Eso sí, preparados para recibir almíbar en cantidades industriales (no olvidemos que es la saga Crepúsculo escrita por Stephenie Meyer).

3.00
Buena

Escribiendo Cine - E. Obregon (Argentina)

Si hay algo que se mantiene intacto a través de toda la saga iniciada con Crepúsculo (Twilight, 2008) es su tono de fábula pro abstinencia, edulcorada con una imagen publicitaria y escenas de acción cada vez más previsibles.

El león de la Metro ha dejado de rugir, y Bella (Kristen Stewart) ha tomado la posta muy discretamente. Y sí, míre ... Leer más Si hay algo que se mantiene intacto a través de toda la saga iniciada con Crepúsculo (Twilight, 2008) es su tono de fábula pro abstinencia, edulcorada con una imagen publicitaria y escenas de acción cada vez más previsibles.

El león de la Metro ha dejado de rugir, y Bella (Kristen Stewart) ha tomado la posta muy discretamente. Y sí, mírenla con su carita de ángel, intentando convencer (cada vez con más éxito, bendita persistencia) a Edward (Robert Pattinson) de que la vampirice y vivan en la eternidad. ¿Sangre? Bueno, unas pocas gotas. ¿Sudor? Mmm, más bien poco: el clima es frío. ¿Lágrimas? Ninguna. Mucha sensiblería pero nadie llora. ¿Esperma? (Perdón por el término, pero como venimos hablando de fluidos…). Bueno, ni rastros, por más de que la chica le proponga al muchacho que le haga el amor de una vez por todas. Y en el medio de tanta efervescencia contenida está el triángulo amoroso más ramplón del cine para adolescentes.

Si había algo en el microclima juvenil que le daba autenticidad a la serie, ahora sólo queda la telenovela encorsetada. Los hombres lobo cobran mayor protagonismo y algunos vampiros explican sus reconversiones, con flash-backs que en unos pocos minutos intentan -y fracasan- darle mayor coherencia al relato. Jacob (Taylor Lautner) también tiene más relevancia en Eclipse (2010). Para qué… Es indudable que el trío protagónico no carece de fotogenia, incluso Stewart enfrenta con convicción a varias escenas que rozan el ridículo. Pero Lautner opta por poner a disposición del relato sus tres únicos rasgos faciales, aunque las fans de seguro agradecerán su torso desnudo y mirada sensual, como si estuviera siendo fotografiado para el afiche publicitario de un perfume.

Casi anecdóticamente pasa la trama, que deambula entre el drama familiar y el melodrama. Hay un nuevo villano manipulado por Victoria, malvada ya conocida por los dos films anteriores. Vampira resentida, domina los impulsos amorosos de un “recién llegado” para que éste ataque a la protagonista. Uno se pregunta, ¿por qué no lo hizo sola? Y se suman inverosimilitudes varias, como el hecho de que Bella esté muerta de frío dentro de una carpa, para que a las pocas horas ande con una camisita de algodón en medio de la nieve sin chistar.

Eclipse –hay que decirlo- transcurre con fluidez, pues tanta intrascendencia se ameniza con el correr del metraje. La película se auto constriñe, como si se tratara de un protagonista más. Eso le otorga cierta inocuidad con la que termina siendo consecuente. Casi al pasar, aparece la voz en off de Bella para recordarnos que esto es un recuerdo. La elisión de la abundante pasión de la historia (que se matan, se matan, por más de que no se vea ni un moretón) hace pensar que la chica escribió el guión de su vida.Y así le salió, con más pudor que cualquier otra cosa.

2.00
Regular

Canal TCM - Sergi Sánchez (México)

Sólo por la secuencia de la tienda de campaña, que es todo un desafío para guionistas iniciados, Eclipse es un poco mejor que Luna nueva: en esa escena, en la que el triángulo amoroso entre Bella, Jacob y Edward se verbaliza en tono de conversación de patio de colegio, tiene un planteamiento tan ridículo -a Edward no se le ha ocurrido mirar e ... Leer más Sólo por la secuencia de la tienda de campaña, que es todo un desafío para guionistas iniciados, Eclipse es un poco mejor que Luna nueva: en esa escena, en la que el triángulo amoroso entre Bella, Jacob y Edward se verbaliza en tono de conversación de patio de colegio, tiene un planteamiento tan ridículo -a Edward no se le ha ocurrido mirar el parte meteorológico antes de proteger a su amada- que despertó una sonora carcajada en el que esto suscribe.

No creáis que mi risa es condescendiente: soy superfan del cine teenager y tengo reverencial respeto por todas las adolescentes que ayer llenaban la sesión de tarde y saludaban cada frase de Robert Pattinson (pobre, qué poco va a durar su carrera) con los ojos humedecidos por el llanto. Mi risa es defensiva: porque hay que defenderse un poco de películas como ésta, sobre todo cuando estropean lo que prometía la primera parte.

En realidad Eclipse podría aspirar a ser un estudio sobre el deseo adolescente, sobre las fricciones entre lo cálido (el sexo animal del licántropo) y lo gélido (la fantasía del amor ererno e intocable). Esto queda sepultado bajo toneladas de diálogos que ahora dicen sí, luego dicen no, luego se miran con ojos embobados o indignados, y así hasta superar las dos horas.

Se supone que una vampira está organizando una legión de neófitos para vengarse de Bella, y se supone que eso dinamiza la acción, y le confiere su dimensión fantástica. Pero no: porque a nadie le importa demasiado que los vampiros vuelvan o se vayan, el enfrentamiento es tan melifluo, esconde tan poco su condición de pretexto, que no vale la pena ni hacerle caso.

Quedan unos cuantos hermosos exteriores, una buena actriz desaprovechada (qué bien estaba Kristen Stewart en Adventureland) y una defensa a ultranza de la virginidad prematrimonial promulgada, y ésta es la novedad, por el elemento masculino de la pareja. Porque, si Edward se dejara, Bella le habría arrancado los calzoncillos en el primer episodio...

2.00
Regular

Reforma - R. Aviña (México)

Realizadores con obras independientes atractivas o de probada eficacia comercial como Catherine Hardwicke (A los 13), Chris Weitz (La brújula dorada) y ahora el británico David Slade (Niña mala, 2005), responsable de la tercera de la serie Crepúsculo, Eclipse (EU, 2010), no han podido sacar medianamente adelante las adaptaciones fílmicas de la ... Leer más Realizadores con obras independientes atractivas o de probada eficacia comercial como Catherine Hardwicke (A los 13), Chris Weitz (La brújula dorada) y ahora el británico David Slade (Niña mala, 2005), responsable de la tercera de la serie Crepúsculo, Eclipse (EU, 2010), no han podido sacar medianamente adelante las adaptaciones fílmicas de las novelas de Stephenie Meyer. Obras que han cautivado a millones de lectores adolescentes, quienes han seguido con fidelidad las andanzas hormonales de jovencitos que lidian con sus cuerpos y emociones bajo el barniz de relatos fantásticos en los que se mezclan vampiros y licántropos. El problema es evidente: no hay sustancia. Se trata de folletones telenovelescos que reproducen los lugares comunes más sobados. Historias repetitivas y derivativas con personajes que no avanzan y menos aún evolucionan a pesar incluso de sus transformaciones físicas. Relatos didácticos y moralistas donde la virginidad y el sexo juvenil están en riesgo y vigilancia permanente. Tramas inocuas donde todo se reduce a motocicletas, fiestas de graduación, persecuciones, paseos bucólicos y violentas batallas como un esquema trillado que encorseta las situaciones y simplifica novelas a las que les sobra paja. En ese sentido Eclipse es la más sosa, paupérrima y poco estructurada de las tres. El hecho de que tenga que introducir escenas de los años 40 o de la Guerra Civil estadunidense, no es para profundizar en otros personajes de la saga, sino para rellenar metraje en secuencias tan inverosímiles que resultan risibles. Algo que se extiende en esas batallas campales entre una horda de vampiros jóvenes recién convertidos, agresivos y descontrolados que lidera Riley (Xavier Samuel), bajo presión de la vengativa Victoria (Bryce Dallas Howard), contra el clan Cullen, el cual se une a los hombres lobos de la tribu Quileute para proteger a Bella (Stewart). En efecto, hay tanta tecnología en las secuencias de acción para crear mutaciones, violencia y velocidad, que resultan torpes y falsas. Más interesantes y divertidas aún, son esas puyas machistas entre Edward (Pattinson) y Jacob (Lautner) –con torso desnudo-, enamorados ambos de la joven Bella, quien tendrá que decidirse por uno, mientras padece de amor, frío, nostalgia materna, e indecisión. La mercadotecnia hace milagros.

2.00
Regular

Clarín - Pablo O. Scholz (Argentina)

Quienes leyeron la saga completa de Crepúsculo advertían que Eclipse era el mejor de los cuatro libros de Stephenie Meyer. El triángulo entre Bella, Edward y Jacob llega al límite, más si se trata de una historia de trasfondo romántico en el que ella, bien humana, se debate entre amar a uno u a otro. Que es lo mismo que decir quedarse con un ... Leer más Quienes leyeron la saga completa de Crepúsculo advertían que Eclipse era el mejor de los cuatro libros de Stephenie Meyer. El triángulo entre Bella, Edward y Jacob llega al límite, más si se trata de una historia de trasfondo romántico en el que ella, bien humana, se debate entre amar a uno u a otro. Que es lo mismo que decir quedarse con un vampiro o con un lobo, por si usted se perdió Crepúsculo y Luna nueva .

Pero Bella parace bien decidida a “entregarse” a Edward Cullen, aunque ello implique volverse inmortal. El que pone condiciones es el chupasangre: criado a la antigua, según la propia Bella, acepta convertirla -esto es: mordisquearla- si sólo si se casa con ella. Los aullidos de Jacob no se harán esperar: él está seguro de que Bella lo ama “pero no lo expresás” y tiene una reacción de como lo que es: ni más, pero tampoco ni menos, un adolescente.

Eclipse , la película, es un poco más oscura que las anteriores, pero también funciona como una tercera temporada de cualquier serie de TV o saga cinematográfica. No hay que presentar personajes, todos sabemos quién es quién y qué es lo que quiere. Y, además, el director de Eclipse no hizo ninguna de las otras anteriores, por lo que llega fresquito a darle nuevos aires.

El comienzo, la apertura de Eclipse , es flojo y no funciona como esos buenos prólogos de las películas. Cero suspenso, un joven es atacado en la noche. Luego sabremos que Riley (Xavier Samuel) se convertirá en un reclutador para el Ejército de los recién nacidos, vampiros 0 KM sedientos y ansiosos por matar. Detrás está Victoria (Bryce Dallas Hoeard) que quiere vengar la muerte de su amado por manos de Edward y culpa de Bella. Así que los vampiros buenos (el clan de los Cullen) y la manada de lobos se unirán para defender a Bella, que no tiene tiempo de limpiar los vidrios de la camioneta de tanto pensar en Ed y Jake.

El inglés David Slade venía de dirigir la mucho más provocadora Hard Candy (una joven de 14 y un fotógrafo al que acusa de pedofilia), pero no habrá que frotarse las manos por anticipado . Eclipse tiene más diálogos -que serán consumidos con suspiros y/o aullidos de sus fans- que acción propiamente dicha. Como los Volturi, los vampiros italianos, con ojos rojos de sangre y Dakota Fanning a la cabeza, andan merodeando, habrá algo de tensión.

Ahora los personajes tienen que lidiar con las responsabilidades que conllevan sus decisiones, ver de cuánto son capaces por amor y otras cuestiones no menos sencillas.

Pero si lo fuerte es el lazo Edward, el vampiro vegetariano, la cada vez más decidida Bella y Jacob -Taylor Lautner muestra el efecto de sus abdominales, parecidos a los Cristiano Ronaldo-, en Eclipse puede advertirse cómo Jasper (Jackson Rathbone) y Alice (Ashley Greene) ganan protagonismo y simpatía desde la platea, no sólo por sus textos sino porque los intérpretes demuestran tener carisma y dotes de actuación. Robert Pattinson y Kristen Stewart ya se saben sus personajes de memoria, con sus modismos, boquitas entreabiertas y caídas de ojos según el caso.

La Segunda -Ana Josefa Silva (Chile)

El Consejo de Calificación Cinematográfica acordó plantarle un mayores de 14 a toda la saga de “Crepúsculo”, básicamente por su contenido violento.

Es cierto que aquí matan a muchísima gente (incluso a los que están muertos, como los vampiros ¡!).

Pero lo que en verdad ha hecho magnética a esta saga es su alta carga erótica pre ... Leer más El Consejo de Calificación Cinematográfica acordó plantarle un mayores de 14 a toda la saga de “Crepúsculo”, básicamente por su contenido violento.

Es cierto que aquí matan a muchísima gente (incluso a los que están muertos, como los vampiros ¡!).

Pero lo que en verdad ha hecho magnética a esta saga es su alta carga erótica preadolescente, una al nivel de las fantasías de cualquier tween (entendámonos: para un adulto, los besos entre Edward y Bella son menos hot que Lagos Weber bailando cueca).

“ECLIPSE” no será la excepción.

Esto es un fenómeno cultural, sociológico y hasta antropológico. No se produce a cada rato que alguien dé con el punto exacto (no el G, por favor) en que ebulle una preadolescente en cualquier rincón del mundo.

Y no todo va en la muy mentada “contención” (sencillamente genial el impedimento para consumar el romance).

Para ponerlo en perspectiva, “La edad de la inocencia” también exudaba erotismo desde la misma premisa (la de la pasión imposible). Sólo que ya no porque un vampiro haciendo el amor con una humana puede literalmente destruirla (¡uf!, ¡qué diría Freud!). En el caso de la película de Scorsese (sobre la magnífica novela de Edith Wharton), para los protagonistas, Newland Archer (D. Day Lewis) y la condesa Olenska (M. Pfeiffer), dar curso a su amor resultaba fatal —en sentido simbólico esta vez—, por el fuerte castigo social al que se exponían en su época y sociedad y la desgraciada circunstancia que la novia de él es prima de ella, en una sociedad pequeña y asfixiante. Esos momentos de contención del filme de Scorsese son de un erotismo intensísimo, pero muy adulto, e igualmente nada de explícito.

Los protagonistas de "Eclipse", Edward y Bella están prácticamente comprometidos al comienzo del filme, pero Jake (el hombre-lobo) se niega a renunciar a ella aduciendo que él sabe (lo “huele”, dice, y no en metáfora) que la chica aún lo ama. Mientras, Victoria, la siniestra colorina-vampira, buscar vengarse de Ed, teniendo de blanco a Bella. Su plan comienza por “reclutar” —o “crear”— “recién nacidos”, que están destrozando humanos en Seattle. Lo que termina produciendo una increíble alianza vampiros-lobos.

Aparte de lo mencionado más arriba, es imposible que una púber no quede extasiada con esta historia y sus protagonistas. Bella es virgen, tiene aspecto de virgen (es “plana” por donde se la mire) y tiene a dos machos alfa (sólo en sus conductas externas, porque al final de cuentas son bien “mamones”) peleándose por ella y por cuidarla. Un parcito que acepta que, bueno, ella los quiere a los dos, a uno más que a otro, al otro no lo suficiente (ya saben: eso de que “no eres tú, soy yo...”). De premio recibe frases como “siempre te estaré esperando”, que “no me daré por vencido”; ruegos para casarse, anillos de la madre y para más encima ¡él! se encarga de no llegar a límites peligrosos...

Finalmente, para optar por vivir con un vampiro, Bella esgrime el argumento que mejor puede comprender un adolescente ahora y siempre: “nunca me sentí normal”.

Si a uno le gusta la acción, "Eclipse" puede ser hasta entretenida... soportando la estética estilo “efebo” del departamento de maquillaje y peluquería.

Ideal para: Fans de la saga.

Dejá tu comentario

Comentarios

Rouse K comentó:

La Saga Crepúsculo: Eclipse

5.000
"Increíble"

"Me enknto la peli!..^^ de veras es increible! siempre te tiene atrapada..esperand lo ke sucedera!.. la recomiendo!!
Solo keda ver AMANECER!.. jeje"

Hace 6 anos · 12 votos · ¿Te sirvió este comentario?  Si   No  · Responder
Sergio.Barreras.Rodriguez comentó:

The Twilight Saga: Eclipse

"es unas de las peliculas que mas me encanta, me encanta la fantasia y la ilusion de los vampiros y de los hombres lobo e imaginar que vivimos en otra epoca
"

Hace 6 anos · 3 votos · ¿Te sirvió este comentario?  Si   No  · Responder
lesley calificó:

Muy Buena

pues no me ha gustado mucho la historia desde la pelicula de esta saga pero,creo que de todas esta pelicula es la que mas accion tiene, y esta no me aburrio como las otras.

Hace 7 anos · 3 votos · ¿Te sirvió este comentario?  Si   No  · Responder

Películas en cartelera

Victoria y Abdul

de: Stephen Frears
con: Judi Dench, Ali Fazal

Voces Ocultas

de: Eric D. Howell
con: Emilia Clarke, Marton Csoka

Loving Vincent

de: Dorota Kobiela
con: Animation, Helen McCrory

El Hijo de Piegrande

de: Ben Stassen, Jeremy Degruson
con: Animacion, Ben Stassen

Suburbicon

de: George Clooney
con: Matt Damon, Julianne Moore

Ver más »

Tus amigos en Cinefis