Califica esta película
Califica esta película
Tu calificación es
Modificá tu calificación
 

Sinopsis

En un mundo plagado de zombies, Columbus, es un joven que se encuentra aterrorizado por la situación y cuya cobardía precisamente le ha permitido sobrevivir. Sin embargo, se verá forzado a sacar el poco valor que tiene para unirse a una banda a la que pertenece Tallahassee, un cazador de zombies del que se hace amigo.

Ficha técnica

Género Acción, Comedia
Título Original Zombieland
Director Ruben Fleischer
Protagonistas Woody Harrelson, Bill Murray, Jesse Eisenberg, Abigail Breslin, Amber Heard, Emma Stone
Año de producción 2009
Duración 88 minutos.
MPAA rating R - Restringido. Chicos menores de 17 años se requiere la compañía de los padres o un adulto
Productor Pariah, Columbia Pictures, Relativity Media
Guionista Paul Wernick, Rhett Reese
País Estados Unidos
Calificación de la comunidad
(Basada en 1113 personas)
Calificación de la prensa
(Basada en 8 críticos)
Última modificación André.Tinoco (Hace 4 meses)

Trailer

Críticas de la prensa

Cine Premiere - S. López Aguirre (México)

Los muertos vivientes han gozado una década de excelentes filmes: desde el boom con Exterminio –aunque técnicamente nunca fueron zombies– hasta el remake del clásico de George A. Romero, El amanecer de los muertos, a cargo del entonces novato Zack Snyder. Ahora llega Tierra de zombies para cerrar diez años de come cerebros alrededor del pla ... Leer más Los muertos vivientes han gozado una década de excelentes filmes: desde el boom con Exterminio –aunque técnicamente nunca fueron zombies– hasta el remake del clásico de George A. Romero, El amanecer de los muertos, a cargo del entonces novato Zack Snyder. Ahora llega Tierra de zombies para cerrar diez años de come cerebros alrededor del planeta, cuyo subgénero nunca pudo estar más vivo.

Columbus (Jesse Eisenberg) y Tallahassee (Woody Harrelson) recorren el apocalíptico Estados Unidos: el primero busca a su familia, el segundo espera encontrar el último twinkie en la tierra. A lo largo del camino veremos ejemplificados –literalmente– los consejos que Columbus ofrece para sobrevivir al reino de los zombies: vale la pena seguir al pie de la letra todos y cada uno de ellos.

Tierra de zombies tiene todo lo que se espera de una combinación de road movie y horror: aprendizaje, vencer nuestros peores miedos, luchar por el "Zombie Kill Of The Week" y recibir ayuda del mejor cameo del año. La ópera prima de Ruben Fleischer es fresca, nunca baja de ritmo y ofrece lo que engloba su nombre: la visita al más grande, peligroso y divertido parque de diversiones en la historia: toda una nación en la que los zombies dominan el planeta. Sigan los consejos de Columbus: no revelen el nombre de la estrella invitada y guarden sus twinkies, que el fin del mundo puede tocar a tu puerta como la sexy vecina que nunca te habló pero ahora quiere tus sesos.

–Sergio López Aguirre

5.00
Increíble!

Crítica - Mariana Mactas (Argentina)

Pocas cosas podrán hacerse más gozosas, por estos días soporíferos, que ir a ver Zombieland a un cine con un buen equipo de aire acondicionado. Aunque para algunos sea el placer culposo reservado para cosas tales como, precisamente, pelis de zombies. La de Ruben Fleischer es una de esas sorpresas que asoman cada tanto, sin grandes aspavientos, ... Leer más Pocas cosas podrán hacerse más gozosas, por estos días soporíferos, que ir a ver Zombieland a un cine con un buen equipo de aire acondicionado. Aunque para algunos sea el placer culposo reservado para cosas tales como, precisamente, pelis de zombies. La de Ruben Fleischer es una de esas sorpresas que asoman cada tanto, sin grandes aspavientos, para confirmar aquella máxima según la cual un buen guión hecho con cariño, diálogos y textos inspirados, un elenco perfecto y mucho sentido del humor absurdo hacen un combo de encanto indestructible. Más aún si se vuelcan esos ingredientes sobre un marco de muertos vivos, algo así como símbolos de la más cargosa estupidez humana: torpes, pesados, peligrosos y desagradables como gigantescos insectos viscosos.

A un mundo zombie se enfrenta, porque no le queda otra, Columbus-Ohio, llamado así, como los demás personajes, por su ciudad-estado natal e interpretado por el extraordinario Jesse Eisenberg, el chico tímido de Adventureland, una de las mejores películas de 2009 con la que Zombieland no sólo comparte su presencia (y el genérico de su título), sino también la de un parque de atracciones, aquí como eje de la gran secuencia final. En su camino hacia algo vagamente parecido a la idea de hogar, siguiendo una absurda lista de normas autoimpuestas, como buen nerd, para la supervivencia, Columbus se encontrará con Tallahassee (Woody Harrelson), un matazombies a la manera del Jack Crow de James Woods en Vampiros. Y con dos chicas más peligrosas que una manada de caníbales, Abigail “Miss Sunshine” Breslin y Emma Stone. Mientras se alternan temas de Metallica o The Racounters con el hilarante off de Columbus en plan diario de (mal) viaje. Y el ritmo visual desemboca en sorpresas con clímax en un cameo que hay que ver para creer, durante un bizarro tour por el circuito turístico de las mansiones de famosos, en una Los Ángeles vacía.

Zombieland es una película de humor en serio. Que provoca la carcajada mientras se crece como slapstick con genuina ternura. Además, sin un pelo de tonta, la película comenta ideas acerca de los lazos familiares, las convenciones sociales y la soledad en una sociedad zombie, donde ni los que quedan vivos son capaces de confiar entre sí lo suficiente como para contarle al otro cuál es su nombre de pila. Aunque en el fondo, eso qué importa.

4.00
Muy Buena

La Segunda - Andrés Nazarala R. (Chile)

Las películas de zombies llaman al humor, como lo demostró en el 2004 la hilarante comedia británica (nunca estrenada en Chile) “Shaun of the dead”. “TIERRA DE ZOMBIES” sigue la misma práctica de mofarse de los lugares comunes de este tipo de cine con la complejidad de que, en medio de la burla, se va construyendo un sentido homenaje al ... Leer más Las películas de zombies llaman al humor, como lo demostró en el 2004 la hilarante comedia británica (nunca estrenada en Chile) “Shaun of the dead”. “TIERRA DE ZOMBIES” sigue la misma práctica de mofarse de los lugares comunes de este tipo de cine con la complejidad de que, en medio de la burla, se va construyendo un sentido homenaje al género.

Un adolescente algo nerd recorre una Norteamérica repleta de ruinas, autos en llamas y muertos vivientes. En el camino une fuerzas con un tipo rudo (Woody Harrelson) y dos hermanas que buscan la sobrevivencia. El viaje —cuyo destino será un parque de diversiones de California que supuestamente está libre de amenazas— estará cargado de situaciones de humor negro que ya se prometen en la presentación del filme: una colección de postales absurdas (una mujer zombie desnuda persiguiendo a un tipo; un muerto en llamas que corre tras un bombero,..) al ritmo de “For whom the bells tolls” de Metallica.

El momento álgido de la cinta es cuando los personajes visitan la casa del actor Bill Murray (interpretándose a sí mismo), quien se disfraza de zombie con el fin de engañar al prójimo. El humor verbal y referencias a “Los Cazafantasmas” brillarán en este segmento.

Aunque cuesta sacar risas constantes a lo largo de 88 minutos, el director Ruben Fleischer construye una cinta divertida y fresca que, a diferencia de muchas parodias, está bien filmada. Esto podría llamar la atención de fanáticos del género en busca de escenas gore impecablemente facturadas.

“Tierra de zombies” es también capaz de contentar a un público en busca de escapismos e, incluso, a los seguidores de las comedias adolescentes. A ratos esto es como “Supercool” con sangre, vísceras y un escenario apocalíptico.

3.00
Buena

La Nación - A. C. Martínez (Argentina)

Los zombis, esos seres de ultratumba, poseen también su lado humorístico, como lo prueba este film. El director Ruben Fleischer, basado en un original guión, los ubica en un mundo en el que toda la raza humana ha desaparecido como consecuencia de un virus que la convirtió en monstruosas criaturas. Ciudades y pueblos están destruidos, todo es d ... Leer más Los zombis, esos seres de ultratumba, poseen también su lado humorístico, como lo prueba este film. El director Ruben Fleischer, basado en un original guión, los ubica en un mundo en el que toda la raza humana ha desaparecido como consecuencia de un virus que la convirtió en monstruosas criaturas. Ciudades y pueblos están destruidos, todo es desolación y ruinas. Entre ellas, sin embargo, aparece Columbus, un joven que se salvó de convertirse en zombi.

En su camino encuentra a otro humano no contaminado, Tallahassee, un rudo individuo que desea, como Columbus, exterminar a esa plaga. Cuando el relato parece enfilar hacia lo tétrico, da una vuelta de tuerca para inscribirse en la divertida aventura de esos dos cazazombis que se tropiezan, a cada paso, con algún peligro, en un relato que es una especie de road-movie con elementos.

El dúo pronto se convierte en cuarteto cuando se les unen Wichita, una bella joven, y Little Rock, su hermana adolescente, quienes también se han salvado de la contaminación del maléfico virus. Los cuatro llegan a Los Angeles, donde los zombis también se apoderaron de la ciudad. Allí, entre acertados gags, humorísticos diálogos y jocosas situaciones recalarán en una lujosa mansión perteneciente al actor Bill Murray, donde se verán sorprendidos por la aparición de decenas de zombis. Sería indiscreción relatar el final de esta aventura, pero bien vale decir que a todas y cada una de las escenas encierran algún elemento novedoso que no escapará a la suspicacia de los espectadores. El director supo imponer la necesaria cuota de humor a esta muy entretenida comedia que actualiza el género de terror y se burla del apocalíptico mundo que muestra. La labor de Woody Harrelson como ese invencible cazador de monstruos, y Jesse Eisenberg, en el papel del tímido joven que saca fuerzas para defender a su amada cubrieron con enorme simpatía sus respectivos personajes, en tanto que Emma Stone y Abigail Breslin salieron también airosas de sus respectivos compromisos.

Adolfo C. Martínez

3.00
Buena

Escribiendo Cine - Hernán Panessi (Argentina)

Zombieland (2009) es una comedia moderna que posee los habituales conflictos adolescentes bajo la excusa liviana de un ataque de muertos vivientes en un mundo desfavorable y moribundo.

Dos hombres sobreviven a un ataque de zombies. Uno, Columbus (Jesse Eisenberg), es frágil, metódico y obsesivo. El otro, Tallahassee (Woody Harrelson), es rudo, ... Leer más Zombieland (2009) es una comedia moderna que posee los habituales conflictos adolescentes bajo la excusa liviana de un ataque de muertos vivientes en un mundo desfavorable y moribundo.

Dos hombres sobreviven a un ataque de zombies. Uno, Columbus (Jesse Eisenberg), es frágil, metódico y obsesivo. El otro, Tallahassee (Woody Harrelson), es rudo, seguro de sí mismo y, como suele pasar, un tanto hueco. Ambos intentarán mantenerse con vida enfrentando a una Norteamérica apestada de zombies.

En el medio, conocerán a dos mujerzuelas (Wichita, Emma Stone; Little Rock, Abigail “Pequeña Miss Sunshine” Breslin), unas hermanas astutas que se las arreglarán para pasarla lo-mejor-que-puedan en un presente adverso. Todos serán parte de este disfuncional convoy de sobrevivientes, quienes descubrirán, con el devenir de los acontecimientos, que un amigo fiel también es familia (aunque cueste fricciones revelarlo).

Ruben Fleischer es el director de esta entretenida aventura, en la que el protagonista de Adventureland: Un verano memorable (Adventureland, 2009), Eissenberg, persiste en su registro actoral tontuelo (no menos naif, y siempre divertido) similar al de, por ejemplo, Michael Cera en casi todas sus intervenciones cinematográficas.

El motivo de los zombies no se explica y poco importa. Éstos son sólo una excusa que sobrevuela en el ambiente. No es criticable, sino todo lo contrario: ¡Una comedia con zombies era necesaria! También, es inevitable la mención al genio absoluto de Bill Murray. Con un cameo divertidísimo, el astro de Los Cazafantasmas (Ghostbusters, 1984) hace de sí mismo en medio de la toma de su propio hogar mechando crossover con la vida real (“Acabo de ver a Eddie Van Halen en Hollywood convertido en zombie”.).

Con una gran banda sonora (destacable: Band of Horses – No One’s Gonna Love You), Zombieland es el reflejo de que la comedia para adolescentes funciona y mucho, más allá de los gags localistas (el constante cacheteo a los “rednecks”, adjetivo despectivo que hace alusión al sureño norteamericano), en (casi) todo el mundo, con un lenguaje universal: el del absurdo.

Una película con final feliz y sonrisa constante. Recomendada, sobre todo, para la pendejada.

2.00
Regular

Reforma - E. Diezmartínez (México)

Cacería de zombies
Por Ernesto Diezmartínez

Hace unas semanas, Sam Leith, de la revista británica Prospect, publicó un ingenioso ensayo en el que hacía una distinción socioeconómica fundamental: los vampiros (extranjeros, aristócratas, misteriosos) son criaturas de la derecha, mientras que los zombies (indistinguibles, sucios, desespe ... Leer más Cacería de zombies
Por Ernesto Diezmartínez

Hace unas semanas, Sam Leith, de la revista británica Prospect, publicó un ingenioso ensayo en el que hacía una distinción socioeconómica fundamental: los vampiros (extranjeros, aristócratas, misteriosos) son criaturas de la derecha, mientras que los zombies (indistinguibles, sucios, desesperados) son unos rabiosos proletarios de izquierda. Los zombies se prestan a este tipo de divertimentos intelectuales. Después de todo, el creador del género, George A. Romero, dio el ejemplo con el primer filme de su interminable saga zombiesca, La Noche de los Muertos Vivientes (1968): el ataque de unos zombis caníbales como metáfora de una sociedad escindida por el racismo y Vietnam. Romero mismo y sus interminables seguidores/imitadores no han desperdiciado la oportunidad de usar a los zombies como una forma de reírse de la sociedad en la que viven y del propio género fílmico que, literalmente, les da de comer. Así, empezó a aparecer una nueva fórmula: la comedia zombiesca auto-referencial de horror. El ejemplo lo dio Dan O'Bannon con su extraordinaria El Regreso de los Muertos Vivientes (1985), lo ha continuado Edgar Wright con El Despertar de los Muertos (2004) y, ahora, el debutante Richard Fleischer con Tierra de Zombies (Zombieland, EU, 2009), una suerte de road-movie romántico-apocalíptica-de acción ¡con zombies! El tímido estudiante universitario Columbus (Jesse Eisenberg) se une al lacónico sureño Tallahassee (Woody Harrelson) para poder sobrevivir en un mundo cuyos habitantes se han convertido en zombies debido a una hamburguesa en mal estado. A esta pareja se les unirán dos hermanas, la jovencita Wichita (Emma Stone) y la adolescente Little-Rock (Abigail Breslin), quienes sueñan con ir a un parque de diversiones supuestamente libre de muertos vivientes. En el camino, nuestra cuarteta de héroes bautizados como ciudades –para que no existan lazos emocionales si hay que eliminar a alguno– irán venciendo sus desconfianzas y reticencias mientras matan zombies al por mayor. Así, los gags más o menos efectivos se alternan con algo del gore más desaforado, destripamientos y canibalismo zombiesco incluidos. La verdad, la cinta no es lo sangrienta ni lo divertida que debería ser, aunque un inesperado cameo ayuda a levantar al filme en su última y más previsible parte.

2.00
Regular

Septimo Sentido - Javier Califano. (México)

Como sabemos, los Zombies representan las valoradas metáforas sociales y políticas del mundo del cine y la ciencia ficción. Desde finales de la década del 60´, con cada entrega de la saga “La noche de los mue rtos vivos”, el realizador George Romero ha trasformado al zombie en la criatura de celuloide más política que el cine ha repres ... Leer más Como sabemos, los Zombies representan las valoradas metáforas sociales y políticas del mundo del cine y la ciencia ficción. Desde finales de la década del 60´, con cada entrega de la saga “La noche de los mue rtos vivos”, el realizador George Romero ha trasformado al zombie en la criatura de celuloide más política que el cine ha representado.


“Zombieland” de Rubén Fleischer, se toma muy seriamente sus primeros cinco minutos de metraje para establecer las reglas necesarias para sobrevivir al ataque de zombies de un mundo post-apocalíptico, donde las hordas de zombies dominan las calles. En este contexto los estragos de muertos-vivientes se desarrollaron debido al contagio por una variación humana de la enfermedad de las vacas locas.… Dicho esto, el espectador es formalmente invitado a disfrutar de una comedia que utiliza todos los tópicos y convenciones del subgénero de Zombies para desatar una acida road-movie con algunos notables momento del más puro western.



Grotesca y bizarra en su intencionado espíritu Zombieland es protagonizada por el siempre carismático Woody Harrelson, interpreteando a Tallahassee, un ser marginal dispuesto a divertirse y ansioso por destripar zombies, cuya única meta en este mundo post-apocaliptico es alzarse triunfante con el último twinkie (una especie de alfajorcito). Acompañando a este peculiar cazador de zombies se encuentra el ascendente Jesse Eissenberg (Adventureland) un adolescente conocido como Columbus, heredero de toda la sicopatología del Woddy Allen de la década de los 70´ con sus fobias y temores de adolescentes. Junto a los ellos se presentan las Emma Stone (Superbad) y la pequeña Abigail Breslin (Little Miss Sunshine) que interpretan a dos astutas hermanas –quienes son el cerebro del grupo-. autoproclamadas como Wichita y little Rock … Esta condición de los protagonistas por no revelar sus nombres reales y remplazarlos con nombres de ciudades, encuentra su motivación en evitar establecer un vinculo, sabeiendo que tarde o temprano tendrán que ser asesinados por uno de sus compañeros antes de convertirse en zombies.



Zombieland destaca como un film prometedor, innovador y bastante llamativo, que habiendo cumplido su cometido de esbozar una sonrisa en el espectador, sustenta el humor de su argumento, no en la idea de aniquilar a los zombies, sino en la interacción de sus personajes carismáticos dotados de buenas lineas de diálogo, quienes despliegan los mas infantiles caprichos en una tierra de caos y descontrol. es para destacar el cameo de Bill Murray interpretándose a sí mismo, que bien vale la pena y dejara una gran sonrisa en los espectadores con solo aparecer durante unos minutos.



El film de Rubén Fleischer es entretenimiento puro, absurdo en su esencia y jactándose de no tomarse las cosas tan en serio, cumple en su cometido de entretener y estremecer a todos los fans del genero de Zombies, que hace rato (salvo las contadas ocasiones en las que aparece el maestro Romero) deambulan ávidos de una historia de zombies llena de descontrol… porque ya tenemos un amplio mainstream de zombies que se toman muy en serio –y para la lagrima- el género del terror.

Clarin - Eduardo Slusarczuk (Argentina)

A mí me gusta hacer reír a la gente. Prefiero eso a hacerla llorar." La declaración vale doble. Porque es cierto que se refiere a su preferencia por la comedia, pero también los es que Woody Harrelson mantiene esa vocación por divertir fuera de cámara.

Será también que en el lugar elegido para la entrevista, que se parece bastante a su p ... Leer más A mí me gusta hacer reír a la gente. Prefiero eso a hacerla llorar." La declaración vale doble. Porque es cierto que se refiere a su preferencia por la comedia, pero también los es que Woody Harrelson mantiene esa vocación por divertir fuera de cámara.

Será también que en el lugar elegido para la entrevista, que se parece bastante a su paraíso personal, le sienta bien. Es que el paisaje de playa de Cancún, su temperatura y la hospitalidad de su gente son muy similares a los de Costa Rica, donde tiene su hogar el actor que dejó su impronta en El escándalo de Larry Flynt, Asesinos por naturaleza, Mentiras que matan y Siete almas.

"La decisión de radicarnos allí la tomamos con mi familia hace bastante tiempo. Hubo un momento en el que empecé a sentir que la gente a mi alrededor estaba loca, que me sentía raro, y que no podía seguir compartiendo un ambiente en el que todo es ilusorio", explica.

Tres hijas, una esposa, una niñera, una perra y dos gatas. Harrelson se ríe, y describe su vida "hermosa y simple": "Estoy rodeado de mujeres, nunca uso zapatos, desayuno debajo de un árbol, usamos energía solar y tenemos una huerta con las frutas que te puedas imaginar, además de algunos vegetales. Trato de mantener mi vida dentro de ese estilo. Lejos de la codicia."

Para el actor, lo ilusorio pasa por la posibilidad que le ofrece su profesión de escapar de la realidad por un rato. Un viaje que lo transportó en los últimos tiempos del rol de gurú radiofónico que asume en 2012 al papel de mata zombies que juega en Tierra de zombies, el filme del debutante Ruben Fleischer que se estrena en la Argentina el jueves, en el que los muertos vivos van por su vida.

Harrelson destaca que, en ambos casos, gozó de un amplio margen de libertad para trabajar sus papeles. En 2012, señala, Roland Emmerich le dio algunas pautas, pero cuenta que su aspecto, su modo de predicar, salieron en gran medida de su imaginación. En Tierra de zombies, en cambio, el aporte personal estuvo más vinculado con la improvisación, a medida de que se iban rodando las escenas.

El actor reconoce sin complejos haber llegado a sus 48 años sin haber reparado en la cinematografía zombie ("No veo películas de zombies, me dan miedo", dice disimulando una carcajada). Ni desconoce la desconfianza con que se enfrentó al proyecto. Sin embargo, cuenta que enseguida compró la idea. "Hay un juego entre el género de terror y la comedia que plantea un desafío atractivo para el actor", dice Harrelson.

"Esto ya no es más Norteamérica. Esto es Zombieland", anuncia, en off, Columbus (Jesse Eisemberg), uno de los pocos no zombies que quedan en los Estados Unidos. En breve se encontrará con Tallahassee (Harrelson), y poco después los dos se unirán a las hermanas Wichita (Emma Stone) y Little Rock (Abigail Breslin). La consigna: sobrevivir a los zombies.

Armas de fuego de todo tipo, un bate de béisbol, un banjo, la puerta de una camioneta. A lo largo de la película, Tallahassee multiplica los recursos para matar (valga la redundancia) a los muertos vivos, residuo del final de los tiempos. "Yo no hice muchas películas de acción, así que esta posibilidad, en algún punto, me sirvió para hacer catarsis", dice. "Creo, de todos modos, que mi manera ideal de matar un zombie sería tirándole un frisbee para cortarle la cabeza", bromea, y aclara: "En la película no pasa".

Es cierto que Tierra de zombies y 2012 abordan la cuestión de algún tipo de fin de los tiempos desde la comedia o la ciencia ficción. Sin embargo, para Harrelson el eje argumental de ambos filmes le sirve como disparador de planteos que tienen una conexión directa con el día a día. "A mi entender, esta película de zombies refleja de forma cabal lo que fue el gobierno de los Estados Unidos durante los últimos años", ironiza.

"En 2012 se parte de especulaciones en torno a una profecía maya, y en Tierra de zombies a partir de alguna catástrofe que no se define bien con claridad. Pero lo cierto, y esto no es una especulación, es que estamos frente a un problema serio en cuanto al daño que se le está haciendo al mundo", advierte el actor, nacido en texas y que pasó buena parte de su niñez y adolescencia en el Líbano.

Reconocido militante en defensa del cuidado ecológico, Harrelson lleva entonces la conversación al terreno de a la política. "Hace mucho tiempo que se habla del calentamiento global, pero lo cierto es que el ritmo al que las industrias siguen envenenando el medio ambiente no decae, sino que aumenta", denuncia.

¿El cambio de gobierno no modificó la mirada sobre el tema?

En principio Barack Obama abre una expectativa. Creo que es un hombre íntegro y da señales de que tiene alma, dos cosas que jamás vi en George W. Bush. Pero por ahora no veo que algo esté cambiando. De todos modos, tengo la esperanza de que él sea el hombre. Necesitamos que sea así.

Emmerich contó que en "2012" trató de decir que ante una catástrofe es más útil salvar a los seres queridos, a la gente, antes que ponerse a rezar. En su caso, ¿qué lugar le asigna a Dios o a la religión en este tema?

Mi relación con la religión y con Dios ha sido cambiante. De chico era muy cristiano. De hecho, en algún momento pensé en convertirme en pastor. Pero la idea de que es la religión de uno la que conoce y garantiza el camino a Dios, y que las otras no, me provocó rechazo. Pero haber leído la biografía del yogui Paramahansa Yogananda, haber descubierto otra mirada, más integradora, hizo que volviera a creer. En todo caso, creo que Dios es la Naturaleza. Sin embargo, en lo que respecta al cuidado del medio ambiente, la decisión pasa por los políticos. Y no veo señales alentadoras en ese sentido.

¿Desde esa perspectiva, se le ocurre pensar en la posibilidad de un día final?

Puede que sea cierto que haya un día en el que todo se termine. Pero creo que si es así, depende exclusivamente de lo que nosotros hagamos. Hay ratos en los que soy optimista. Pero en el fondo soy un cínico, porque tengo claro que nadie habla de parar esta máquina de destrucción. Además, el tema no es si el mundo va a desaparecer o no. El planeta puede seguir, pero la cuestión es si vamos a sobrevivir nosotros, como especie humana.

La factoría - Rafael Caro (Chile)

Un par de meses después de lo esperado, al fin llega a nuestras salas la espectacular película ‘Tierra de Zombies‘ (‘Zombieland’). Con las actuaciones del siempre efectivo Woody Harrelson, y además el nuevo nerd que todos quieren Jesse Eisenberg, quien rápidamente está ocupando el territorio de Michael Cera, esta historia que combina e ... Leer más Un par de meses después de lo esperado, al fin llega a nuestras salas la espectacular película ‘Tierra de Zombies‘ (‘Zombieland’). Con las actuaciones del siempre efectivo Woody Harrelson, y además el nuevo nerd que todos quieren Jesse Eisenberg, quien rápidamente está ocupando el territorio de Michael Cera, esta historia que combina el humor con el horror de la sangre y los zombies, se robó nuestros corazones cuando asistimos a una función especial a mediados de octubre pasado. Rápida, efectiva, simple, graciosa y con momentos realmente hilarantes era una tremenda apuesta para ser el gran estreno en todas partes especialmente en épocas de Halloween. Lamentablemente aquí en Chile tuvimos que esperar mas de lo ideal (ya muchos la habrá visto en DVD), sin embargo podemos decirles sin miedo a equivocarnos que este es un estreno que vale la pena ir a ver en pantalla grande.

‘Zombieland‘ es fácilmente descrita como una cinta de humor con algunas partes de miedo en ella. Algo que a primeras impresiones podría sonar como algo serio (un grupo de personas que viajan a lo largo de Estados Unidos escapando y tratando de sobrevivir a un mundo infestado de zombies), pero que es moldeado por el director Ruben Fleischer y los guionistas Rhett Reese y Paul Wernick para convertirse en una de las mejores apuestas del genero de este 2009. Un especie de hermano menor de ‘Shaud of the Dead’, presentando verdadero peligro, sangre, violencia, en situaciones de lo mas anormal para volverse cómicas. Quizás funciona por ser una gran combinación de muchos aspectos cinematográficos que hacen a otras películas buenas, pues aquí tenemos de todo: hay miedo, mucha comedia, pequeños romances adolescentes y sentimentalismos que son rotos con humor negro. ¿Como no disfrutar un estreno así?

Es verdad que este no es el mejor día para estrenar películas, pero siendo este tipo de proyectos los que tenemos para disfrutar esta semana, no hay donde perderse a la hora de elegir. La historia es de lo más simple, pero a lo largo del metraje todos los pequeños detalles que conocemos de cada personaje da para algún momento de especial intimidad y de correspondida comedia. Todo comienza con Columbus (Jesse Eisenberg), un perdedor, solitario y nerd personaje que ha logrado sobrevivir a una hecatombe apocalíptica que involucra a toda la raza humana convirtiendo en zombie. Hay muy pocos que aun sobreviven a la infección, y él confía que vivirá todos los días con seguridad siguiendo una serie de reglas que con el tiempo ha ido creando en pos de la vida. De esta forma, totalmente solo viaja por Estados Unidos buscando lugares seguros, escapando de estos monstruos come personas, para encontrarse finalmente con Tallahassee (Woody Harrelson). Un tipo totalmente diferente a el; este es valiente, inescrupuloso, rudo y con un sentido de maldad muy particular a la hora de enfrentarse a los zombies.

Juntos deciden que el mundo está muriendo tan rápidamente, que vale la pena acompañarse y continuar su viaje hacia sus destinos juntos. Como una forma de corresponder lo que la infección les ha quitado, y de paso cuidarse mutuamente y finalmente conversar con otro ser humano mientras se dirigen hacia lugares distintos con motivaciones también distintas. ¿La razón de los nombres? bueno, como todos están muriendo tan fácilmente, la idea de no tener nombre en toda la película, y solo llamarse como sus destinos, viene de no querer apegarse demasiado entre ellos para no lamentar tanto la perdida una vez que los zombies los alcancen. Pero esto no será tan fácil, y tendrá que soportar sus diferencias y viajar juntos para vivir la experiencia de sus vidas.

‘Zombieland‘ se va apoyando continuamente en diversos pilares que va construyendo a de a poco durante toda la historia. En un principio no encanta con las reglas que Columbus elaboró para cuidarse de los zombies, y demostrando como fue que llegó a tales conclusiones. Y luego pasa a dedicarse a explorar la extraña y atrayente conducta de Tallahassee, su pasado y su fuerte odio contra estos seres. Ah, y claro, también su gran amor por los Twinkies. Así va haciendo menos evidente algunos problemas de su historia con un humor de lo mas inteligente, por muchos momentos no exagerado (al menos hasta que llegan a la mansión de BM), y explotando en cada momento esta relación de cobarde y valiente; de chico sensible con el hombre rudo.

Si la historia es algo que resulta ser fundamental para que ‘Zombienland’ resulte ser tan genial como nos pareció, lo que la hace una aventura es el personaje de Woody Harrelson. Tallahassee es un redneck absolutamente. Fanático de los autos caros, grandes, aparatosos, las armas, y frases para el bronce, es él quien se roba toda la película. Podrá ser que algunos también sean fanáticos de Columbus (Jesse Eisenberg) y su ingenua personalidad, pero es en el contraste de ambos que encontramos el humor en cada mirada, gesto o disparo. Si bien por ahí también los personajes interpretados por Abigail Breslin y Emma Stone entregan lo suyo a la historia, es en los dos principales que recae todo el peso para sacar adelante una historia que bien podría haber sido una como cualquier otra apuesta de Hollywood, pero que sale adelante genialmente.

‘Tierra de Zombies’ por donde se le mire tiene un trasfondo desolador: familias rotas, muchas muertes, y sensibilidades rotas en cada esquina; sin embargo el humor es el que lleva el liderazgo de principio a fin. Tiene un climax de lo más extraño al llegar los protagonistas a la mansión de un personaje sorpresa, escenas que se vuelven lo mejor de la película, y quizás uno de los mejores momentos de este año. En definitiva, es una de esas películas que no puedes perderte. El estreno del que todos van a estar hablando la próxima semana, y la historia que el próximo año que comienza esta semana vamos a todos a comentar. Como dije arriba, es el hermano menor de ‘Shaun of the Dead’, que es superior por donde se le mire, pero la cercanía al genero es algo que van a agradecer todos en la sala de cine. Vayan a verla. O disfrutenla nuevamente.

Dejá tu comentario

Comentarios

Fer [I] comentó:

Tierra de Zombies

1.000
"Mala"

"Concuerdo con el comentario de abajo, una pelicula para ver con amigos comiendo una pizza y tomando una cerveza. La historia es mala, por momentos divertida."

Hace 3 anos · 2 votos · ¿Te sirvió este comentario?  Si   No  · Responder
agrosse23 comentó:

Tierra de Zombies

3.000
"Buena"

"Otra parodia más de películas de zombies aunque un poco más ambiciosa que las típicas, con buenos efectos especiales, actores conocidos, mucha sangre y morbo y situaciones muy divertidas. Lamentablemente no deja de ser la típica película hollywoodense con buenos, malos (los zombies obvio), la chica linda y el final trillado y previsible.

Muy recomendable para una reunión con amigos en una noche de pizza y cerveza: a todos les va a gustar y se van a divertir. Pero no le pidan más que eso."

Hace 3 anos · 2 votos · ¿Te sirvió este comentario?  Si   No  · Responder
luisfarzati calificó:

Muy Buena

Como amante del género zombie me encantó esta peli. Woody como siempre hace un personaje excelente.

Hace 4 anos · Un voto · ¿Te sirvió este comentario?  Si   No  · Responder

Películas en cartelera

Lucy

de: Luc Besson
con: Scarlett Johansson, Morgan Freeman

Si Decido Quedarme

de: R.J. Cutler
con: Chloë Grace Moretz, Mireille Eno

Llamando a Ecco

de: Dave Green
con: Teo Halm, Astro

Decision Final

de: Ivan Reitman
con: Kevin Costner, Jennifer Garner

En El Tornado

de: Steven Quale
con: Richard Armitage, Sarah Wayne Callie

Ver más »

Tus amigos en Cinefis